Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hospital de Alzira y su departamento de salud vuelven a ser públicos

La Generalitat valenciana toma el control de los centros sanitarios, que atienden a 250.000 personas

La consejera valenciana de Sanidad, Carmen Montón, de rojo, con la gerente del Departamento de Salud de la Ribera, Isabel González, en el hospital de Alzira.

El departamento de salud de Alzira, con una población de 250.000 personas, vuelve a estar gestionado desde este domingo por la Generalitat valenciana, en lo que constituye la primera reversión de una privatización sanitaria a gran escala que tiene lugar en España.

La consejera de Sanidad, Carmen Montón, ha visitado el hospital de Alzira, el referente del departamento que también integran 14 centros de salud y 31 consultorios, y ha asegurado que la toma del control por parte de la Administración se ha producido "con absoluta normalidad y sin incidencias". Durante la noche del sábado al domingo se atendieron 90 urgencias y nació una niña, ha dicho.

Montón ha señalado que la reversión de Alzira supone "el principio del fin" del modelo que funciona en otros cuatro departamentos de salud de la Comunidad Valenciana que prestan atención sanitaria a otras 655.000 personas.

La Generalitat manifestó desde la formación del actual Gobierno de coalición entre socialistas y Compromís, en 2015, su intención de recuperar la gestión directa de la sanidad, cuya gestión empezó a ser privatizada en los años noventa por el Partido Popular. La siguiente concesión, la del departamento de salud de Torrevieja, termina en 2012, fuera de los límites de la actual legislatura. El Gobierno valenciano descartó en su momento adelantar los plazos por el coste que supondría para las arcas autonómicas.

La consejera ha explicado que a medianoche se ha firmado con los hasta ahora responsables del departamento de salud un acta de entrega de bienes y servicios que tendrá carácter provisional hasta dentro de 45 días, cuando una vez verificados los datos se elevará a definitiva.

Montón ha indicado que se han introducido los primeros refuerzos de personal, con 16 profesionales en Enfermería, Urgencias, UCI y hospitalización quirúrgica, y se han abierto los consultorios de playa en Sueca y Cullera. Entre el lunes y el martes se cubrirá el 90% de los 245 puestos de personal temporal previstos, y el resto antes de que acaben la semana.

El departamento de Alzira tenía hasta marzo un número aproximadamente igual de empleados temporales, que cesaron al finalizar el contrato de concesión. La asociación defensora del modelo de colaboración público-privado en la gestión de la sanidad pública Sanitat Sols Una, impulsada para defender el modelo Alzira, ha criticado que este domingo han sido despedidos 11 directivos y mandos intermedios del hospital, además de tres trabajadores del aparcamiento. El parking del hospital será en esta nueva etapa público y gratuito.

La asociación ha cifrado los costes de las indemnizaciones en medio millón de euros, a lo que habrá que sumar otros gastos, como los salarios de tramitación, ha estimado.

Mensaje de tranquilidad

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha calificado la jornada a través de Twitter de "día importante" para la sanidad valenciana y ha enviado un mensaje de tranquilidad a los pacientes, a quienes ha dicho que van a ser "atendidos con toda la profesionalidad, como siempre".

La reversión llega después de un año de transición marcada por el enfrentamiento entre la concesionaria, Ribera Salud, propiedad del Sabadell y del grupo estadounidense Centene, y la Generalitat. Sanidad ha acusado a la compañía de no colaborar en el proceso, algo que la concesionaria niega.

Compromís y Podemos, que sostienen al Gobierno valenciano que preside el socialista Puig, han celebrado que con la reversión "la sanidad pública deja de ser un negocio" y han instado a la Generalitat a hacer lo mismo con los otros cuatro departamentos de salud del modelo Alzira.

Más información