Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Comisionado justifica ante el juez el cambio de 52 calles de referencias franquistas

Tres miembros del organismo local defienden que se trata de vías y menciones de “exaltación” de la dictadura

Manifestantes ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo numero 23 de Madrid.
Manifestantes ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo numero 23 de Madrid.

Tres de los siete miembros del Comisionado de la Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid justificaron ayer ante el juez que el cambio de nombre de 52 calles de la capital cumple la legislación porque se trata de menciones de “exaltación” de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura franquista. Lo hicieron siendo citados como testigos en el Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 23 de Madrid sobre la demanda que presentó la Fundación Francisco Franco contra el acuerdo del Consistorio, ahora paralizada.

Tanto la presidenta del Comisionado, Francisca Sauquillo, como el escritor Andrés Trapiello y el historiador Octavio Ruiz-Manjón señalaron ayer ante el juez que intentaron ser “lo más rigurosos y objetivos posible” en la redacción de su informe sobre el cambio del callejero en aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

Fuentes jurídicas citadas por Efe, señalaron que los tres de los que estaban citados, sostuvieron que todas las calles cumplen con el artículo 15 de la citada ley al “haber exaltación” del franquismo. Dicho artículo insta a las Administraciones “a tomar las medidas oportunas para la retirada, en el ámbito de sus competencias, de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura”.

Los testigos, que comparecieron a petición tanto del Ayuntamiento como de la Federación Estatal de Foros por la Memoria y la Plataforma contra la Impunidad del Franquismo —todos ellos personados en el procedimiento— agregaron que en un principio manejaron una lista de 300 calles. Pero que al aplicar los requisitos que exige la Ley de Memoria Histórica, la redujeron a las 52 finales.

Aun así, los miembros del organismo creado ad hoc por la alcaldesa, Manuela Carmena, y que asesora al Ayuntamiento en la política de la memoria, reconocieron sus dudas sobre tres de las 52 calles que son Vallejo Nájera, de El Algabeño y de Comandante Zorita, pero no porque no supongan una exaltación, sino porque no saben si conmemoran al padre o al hijo.

Otras fuentes hicieron hincapié en las “discrepancias” que, en su opinión, han tenido los miembros del Comisionado con algunas calles. Y afirmaron que otros testigos (un historiador y una geógrafa) pusieron de relevancia que algunas calles no cumplen con el artículo 15 de la ley.

El juez, que ha pedido al Ayuntamiento que aporte más documentación sobre los informes del Comisionado, deberá resolver sobre la petición de la fundación, que solicitó como medida cautelar la suspensión y paralización del cambio de calles, una petición condicionada a depositar una fianza previa de 60.000 euros, que aún no han entregado.

Más información