La inmobiliaria de Meirás cree que la polémica puede “dificultar la venta”

El Ayuntamiento de Sada avisa de que no permitirá un cambio de uso del pazo salvo si es para "equipamiento público"

Protesta en agosto en el pazo de Meirás.
Protesta en agosto en el pazo de Meirás.ÓSCAR CORRAL

La venta de Meirás puede ser difícil porque la gente que pueda estar interesada quizás se eche atrás para evitar "problemas". El gerente de la inmobiliaria cántabra que ofrece por ocho millones el pazo en manos de los Franco, Antonio Avilés, ha asegurado que "todos" los herederos, es decir, los hermanos hijos de Carmen Franco Polo, que falleció en diciembre, están de acuerdo en deshacerse de la mansión ubicada en el municipio coruñés de Sada. La familia ha decidido vender la propiedad, declarada Bien de Interés Cultural de Galicia, pese a que se trata de un regalo al dictador adquirido mediante suscripcion popular y supuestas expropiaciones forzosas por parte de las autoridades del régimen, y a que su devolución es reclamada desde hace años por el Ayuntamiento. Desde este verano, también el Gobierno de la Xunta ha pedido públicamente su donación gratuita al pueblo gallego. Dos comisiones impulsadas por la Diputación de A Coruña y la Xunta buscan actualmente vías legales para incorporar al patrimonio público las también conocidas como Torres de Meirás.

En declaraciones a Europa Press, el gerente de MiKeli Luxury Real, que es de origen gallego, ha reconocido que el revuelo social apoyado por el compromiso político puede "dificultar" la venta porque "hay gente que no quiere problemas", al margen de que, en general, "fácil vender no es nada". Avilés ha explicado que su inmobiliaria se dedica "exclusivamente a la venta de este tipo de inmuebles", que pueden ser "o bien para alguien que los quiera para uso personal o como hotel o centro de restauración", y ha mostrado su "satisfacción" por poder encargarse de este pazo envuelto en polémica. Desde que fue declarado BIC, el suntuoso inmueble debe abrir a las visitas públicas cuatro días al mes, no obstante, la familia propietaria ha incumplido sucesivas veces esta obligación y en las visitas solo se muestra una mínima parte del conjunto.

Desde el pasado junio, por encargo de la fallecida Carmen Polo, se hizo cargo de gestionar estas visitas la Fundación Francisco Franco, que anunció que aprovecharía la ocasión brindada para mostrar al público "la grandeza" del dictador ferrolano. La Xunta abrió varios expedientes sancionadores a la familia Franco por incumplir el régimen de visitas al BIC, pero solo en una ocasión llegó a multarla con una cuantía de 4.500 euros. Recientemente, la consellería de Cultura inició los trámites para declarar también BIC otra de las polémicas propiedades gallegas de los Franco: las estatuas de Isaac y Abraham procedentes de la antigua fachada románica de la catedral, obra del taller del Maestro Mateo.

Ante la posibilidad de uso hotelero sugerida en sus declaraciones por el gerente de la inmobiliaria MiKeli, el Ayuntamiento de Sada subraya que "jamás" permitirá un cambio de uso para el pazo de Meirás, algo que necesariamente debe ser aprobado por el consistorio. El Consistorio "jamás autorizará un cambio de uso a no ser que sea para equipamiento público o sistema general público", advierte. Y apostilla: el uso "es y seguirá siendo el residencial hasta que se ponga fin a la vergüenza de su detentación por los Franco, y se pueda incorporar al patrimonio público".

En su respuesta oficial a la empresa de venta de inmuebles de lujo concluye que "no hay ni habrá negociaciones al respecto", "jamás". El Ayuntamiento recuerda que dada la condición de BIC del pazo y dada la protección que le atribuye por esta condición la Lei de Patrimonio Cultural de Galicia, así como la clasificación urbanística de los terrenos (rústico protegido), "tampoco se van a admitir parcelaciones ni actos de transformación urbanística".

Al respecto, indica que "desde la entrada en vigor del PXOM de Sada y hasta la aprobación y entrada en vigor del plan especial de protección de patrimonio en el ámbito del pazo, los terrenos y edificación BIC quedan sujetos al régimen transitorio contenido en el artículo 57 de la Lei de Patrimionio Cultural de Galicia". De este modo, no se admiten cambios de uso "y así consta expresamente", avisa el consistorio, "en el contenido normativo de dicho PXOM, en la ficha correspondiente al Pazo de Meirás".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"El pazo de Meirás tiene que volver al sitio de donde nunca tuvo que salir, que es el conjunto del ámbito público", ha aseverado Luís Villares este mediodía en declaraciones a los periodistas antes de participar en la manifestación de funcionarios judiciales este sábado en Santiago. El dirigente de En Marea cree que "es una trampa de la propia familia deshacerse ahora del pazo", y opina que, "en la medida en que fue expoliado de una forma injusta, por una rapiña en plena Guerra Civil, ahora debe volver al conjunto de la ciudadanía sin pagar un euro". "Ya lo disfrutaron gratuitamente durante bastante tiempo y no tienen derecho a lucrarse como una venta de algo que no era suyo", ha añadido luego el líder de la formación.

Por su parte, Ana Pontón, portavoz nacional del BNG, ha exigido a la Xunta que "mueva ficha" para evitar que los herederos del dictador "hagan caja" con la venta, un "insulto a este país" más en medio del "esperpento" que supone el hecho de que los Franco sean titulares del palacete que construyó Emilia Pardo Bazán en Sada.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS