Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ayudas a la exportación

El Consell dará créditos para garantizar la exportación cerámica como en Italia, principal competidor de España

Las ayudas se materializarán a través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF)

La Generalitat Valenciana habilitará una línea de créditos para la industria cerámica para que recorte distancias con el sistema de garantías a la exportación del que goza la italiana, su máxima competidora. El presidente del Consell, Ximo Puig, ha indicado que estas ayudas se materializarán a través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) mediante préstamos subordinados que estarán operativos desde el primer semestre de 2018. Esta línea crediticia es, dice, el margen de maniobra del que dispone el ejecutivo autonómico en una materia que compete al gobierno central, al que seguirá reclamando seguridad en materia exportadora para un sector que comercializa en el exterior el 80% de su producción. Garantías que, ha recordado Puig, sí blinda el gobierno italiano.

Las empresas podrán solicitar los préstamos subordinados directamente al IVF, con un riesgo diferencial para aquellas firmas que tengan dificultades o exporten a países o mercados complicados “pero que tienen gran potencial de futuro”, ha avanzado el jefe del Consell. Entre los frentes abiertos en la apuesta por la internacionalización de la industria cerámica española sigue figurando Argelia.

La política arancelaria impuesta por el país africano a los productos cerámicos va camino de convertirse en un “problema grave” que ya ha motivado la petición, por parte de Puig, de una nueva reunión con la embajadora. Supone “no solo un freno para nuestra industria sino para el desarrollo económico argelino; el proteccionismo nunca es la respuesta”. La otra cara de la moneda la pone Canadá, un país que emerge como un mercado potencial y como escenario para impulsar la internacionalización de la industria azulejera española.

Junto a las ayudas a la exportación, y también a través de la colaboración con el IVF, se ha abierto una nueva línea de créditos con intereses que van del 0,19 al 1,10%, y a la que ya se han acogido tres empresas con créditos de 1, 2 y 4 millones para maquinaria y ampliación de instalaciones, y en breve se firmarán los primeros convenios con fabricantes de maquinaria para financiar la venta de equipos con un tipo de interés por debajo del 1%.

Estos son algunos de los acuerdos alcanzados este lunes en Castellón en la quinta reunión de la Mesa de la Cerámica, constituida hace un año y a la que se han sumado varios consejeros y representantes de las asociaciones del sector cerámico, entre ellas la patronal Ascer. Un encuentro que parece haber limado asperezas entre sector y administración, como ha indicado el presidente de Ascer, Vicente Nomdedeu. Ha destacado el “esfuerzo” y la “voluntad manifiesta y plasmada en acciones” por parte de la Generalitat. Lo ha hecho sobre todo en alusión a otro de los acuerdos alcanzados por la Mesa de la Cerámica: las exenciones y bonificaciones “de entre el 90% y 95%” para evitar que la aplicación de la tasa de depósito de residuos en vertedero recientemente aprobada en el Parlamento valenciano merme la competitividad de la industria.

Sobre este gravamen, Puig ha indicado que sale adelante para cumplir con la normativa europea en materia medioambiental y que no es, por tanto, “capricho del gobierno valenciano”. “Está en vías de solución”, ha dicho, y ha avanzado que el acuerdo llegará en formato de decreto ley. Para Ascer, el marco de trabajo abierto con la Mesa de la Cerámica es “un comienzo” para que la industria recupere el podio “en el PIB nacional y autonómico, aunque aún estamos lejos de países que son nuestro norte, donde el sector supone el 25% del PIB, mientras nosotros no llegamos al 10%”.

El respaldo al sector cerámico llegará también de la mano del plan Renhata para la reforma de baños y cocinas, que estará dotado con 5,5 millones en 2018, frente a los 3 millones de 2017. Al respecto, Puig ha destacado la petición al gobierno central para que incorpore este tipo de ayudas a la reforma al Plan Estatal de la Vivienda para “multiplicar” la repercusión para la industria cerámica.

A la Mesa de la Cerámica se ha incorporado también hoy la Consejería de Educación para trazar medidas que compensen el desequilibrio entre las necesidades del mercado laboral y la oferta formativa en materia cerámica. De los 85.000 estudiantes valencianos que cursan Formación Profesional, solo 167 lo hacen en ramas directamente relacionadas con sector cerámico. “Hay que convencerles de que la industria es futuro”.

Más información