Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La moneda de 100 pesetas que se vendió por 164.000 euros

Una casa de subastas madrileña ha vendido la pieza de oro acuñada durante el reinado de Amadeo I de Saboya

Moneda de 100 pesetas de 1871 con la imagen de Amadeo I de Saboya.
Moneda de 100 pesetas de 1871 con la imagen de Amadeo I de Saboya.

La casa numismática Cayón batió ayer su marca al adjudicar una moneda de oro de 100 pesetas por 164.000 euros, 64.000 más que el precio de salida. La pieza, acuñada en 1871 durante el breve reinado de Amadeo I de Saboya (fue proclamado rey en 1871 y abdicó en 1873), formaba parte de un conjunto de 513 lotes, 400 de ellos monedas de ocho escudos cuyos precios alcanzan los 40.000 euros.

El elevado precio de salida de esta pieza se debía, según ha explicado el director de la casa de subastas, Clemente Cayón, tanto al bajo número de ejemplares existentes (se conoce que se acuñaron unas 12 monedas para ser entregadas a personalidades destacadas de la época, aunque hoy en día existen no más de ocho) como a su buen estado de conservación, a excepción de unos pequeños rayones. "Es uno de los mejores ejemplares que conocemos, si no el mejor", ha asegurado. Además, se trata de uno de los primeros ejemplares de este tipo de peseta, ya que en 1868 el Gobierno Provisional decretó, tras el derrocamiento de Isabel II en la revolución de la Gloriosa, que la peseta se convertiría en la nueva moneda de España y los territorios de ultramar.

Las acuñaciones en oro amarillo (denominadas en la jerga numismática como áureas) son por lo general muy apreciadas por los coleccionistas por su rareza. En este caso, el breve periodo del reinado de Amadeo I de Saboya y el escaso número de ejemplares hacen que su singularidad sea aún mayor. La casa estimó que la puja alcanzaría los 150.000 euros, cifra que se ha acabando superando en 13.000. "Ha habido varios postores intentando adquirir el ejemplar; ha causado gran revuelo y expectación", ha asegurado el director de la casa.

No es la primera vez que Cayón saca una pieza a precios tan elevados, si bien en este caso han batido su marca. En los últimos dos años sacaron una moneda de plata de 50 reales, acuñado en 1626 durante el reinado de Felipe IV, y que fue adjudicado por 96.000 euros; por un precio un poco inferior, uno 91.000 euros, adjudicaron una moneda de ocho escudos acuñado en oro en 1768 durante el reinado de Carlos III. Las personas que suelen interesarse en adquirir estos objetos "son coleccionistas o inversores interesados en el arte, la historia e incluso apasionados de la economía de otros tiempos pasados", ha destacado el director.

La exclusividad de estas acuñaciones las distingue en valor sobre las pesetas de plata del mismo periodo. "En el caso de las monedas acuñadas en plata, estas sí que circularon y se acuñaron grandes cantidades, superando los 24 millones de monedas. Se pueden vender ejemplares de plata de 5 pesetas a partir de 15 o 20 euros si su estado de conservación es malo", ha explica Cayón.

En la subasta también han salido 400 lotes de monedas de oro de 8 escudos datadas entre 1728 y 1823, y cuyo precio oscilaba entre los 750 y los 40.000. Las piezas proceden tanto de la península (Cádiz, Cataluña, Madrid y Sevilla) como de los virreinos que estaban bajo la Corona de España (Perú, Bolivia, Colombia, México...).

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información