Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junts per Catalunya pide el voto delegado para Puigdemont

ERC no aclara si hará lo propio con Serret y Comín

Una mujer coloca lazos amarillos en la verja del Pac de la Ciutadella, donde la ANC ha instalado una pantalla gigante para seguir en directo la sesión constitutiva del Parlament. En vídeo, el PSC se muestra contrario a la investidura de Puigdemont con voto delegado.

Junts per Catalunya ha registrado esta mañana en el Parlament el escrito solicitando el voto delegado de sus tres diputados huidos en Bruselas. Con ello, la llamada lista del president quiere que Carles Puigdemont, Clara Ponsatí y Lluís Puig puedan votar en la sesión de investidura. Esquerra Republicana no ha revelado si ha hecho lo propio con sus dos diputados electos en la capital belga, Meritxell Serret y Toni Comín.

La Mesa del Parlament tendrá que definir si autoriza la delegación de voto al comienzo de la sesión de investidura, que se ha de celebrar antes del 31 de enero. La Mesa de Edad ya lo permitió en la sesión de ayer para los tres diputados que están en prisión preventiva por decisión del juez que investiga el proceso soberanista. El organismo encargado de organizar la sesión de constitución interpretó que su encarcelamiento cabe dentro del supuesto de incapacidad que figura en el reglamento del Parlament, como aseguró el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena.

La situación de los huidos en Bruselas, sin embargo, es diferente y corresponde a la nueva Mesa del Parlament, con mayoría independentista, decidir qué interpretación hace del reglamento. Un informe de los letrados del Parlament también considera que esta vía es inviable, como la investidura telemática. Pese a ello, el informe jurídico es meramente informativo y la decisión final recae sobre el nuevo presidente de la Cámara, el republicano Roger Torrent. El paso de Junts per Catalunya pone más presión sobre sus socios, Esquerra Republicana, para intentar investir a Carles Puigdemont.

Tanto desde el PSC como desde Catalunya en Comú-Podem aseguraron que no están de acuerdo con la delegación de voto en este supuesto. “El informe hacia una diferencia entre los diputados que estaban en prisión preventiva y los que estaban huídos de la ley”, ha asegurado el líder socialista Miquel Iceta tras su primera reunión protocolaria con Iceta.

El resultado de la votación del pasado miércoles sobre la presidencia del Parlament da pistas sobre cómo afecta a las pretensiones del independentismo los cinco votos en Bruselas. Hay 70 diputados independentistas si se suman los de Junts per Catalunya, ERC y CUP. Descontando los de los cinco que están en Bruselas y contando los de los presos, el número rebaja hasta el 65. Las llamadas fuerzas constitucionalistas (Ciudadanos, PSC y PP) tienen 57 diputados. Si los comunes (8 diputados) apoyaran a los constitucionalistas habría un empate.

Más información