Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gripe afecta al doble de pacientes que el invierno pasado y ya hay 27 ingresados graves

CCOO y Metges de Catalunya denuncian un "colapso" en los centros de atención primaria

Un sanitario vacuna a un paciente.
Un sanitario vacuna a un paciente.

El virus de la gripe ha irrumpido este año en Cataluña con más fuerza que el año pasado y ha causado el doble de enfermos: 248,5 casos por cada 100.000 habitantes, respecto a los 111 registrados el año anterior, según el Departament de Salut de la Generalitat. La Consejería considera que la enfermedad ya ha entrado en fase epidémica, cuyo umbral se había fijado este año en 109,4 casos por cada 100.000 personas.

Una de las causas que ha provocado el aumento de enfermos de gripe es la mutación que ha sufrido el virus. Así lo ha explicado el epidemiólogo del Hospital Clínic, Antoni Trilla, en declaraciones a Catalunya Ràdio, donde ha explicado que la vacuna solo es efectiva en el 25 % de los casos y que la cepa de este año es más virulenta y agresiva, especialmente en pacientes frágiles. Los hospitales catalanes han registrado 27 hospitalizaciones graves por gripe.

Los sindicatos denuncian un colapso en las áreas de Urgencias de los Centros de Atención Primaria (CAP) y la “extrema ansiedad” que, dicen, sufren los médicos y enfermeros. Metges de Catalunya y Comisiones Obreras (CC. OO.) aseguran que algunos CAP han superado las 100 visitas por turno de los médicos de cabecera en una situación que definen como “insostenible”.

El secretario de atención primaria de Metges de Catalunya, Óscar Pablos, ha explicado que en estas fechas los CAP pueden atender una mediana de entre 35 y 40 personas en horario ordinario. Esta mañana, el centro de atención primaria en Drassanes, en el barrio del Raval de Barcelona, había atendido ya a una cincuentena de personas afectadas por dolencias relacionadas con la gripe. Pablos ha destacado el caso del CAP de Sant Adrià, donde el 2 de enero, dos médicos atendieron 147 visitas por la mañana.

En la sala de espera del CAP Manso del barrio de Sant Antoni las toses generalizadas de este mediodía confirmaban la epidemia gripal. Una de los pacientes, Mar, de 40 años, explica que pidió atención en su domicilio al servicio del CatSalut y que tras dos esperas de 45 minutos al teléfono, le dijeron que no podían atenderle. Del 25 al 31 de diciembre el 061 de asistencia atendió a 45.980 consultas, de las cuales 4.029 requirieron atención en casa.

 85.982 urgencias 

Durante la semana del 25 al 31 de diciembre los médicos atendieron a 85.982 urgencias, 8.705 de los cuales han necesitado ingreso hospitalario De estos, el 73,9 % son pacientes adultos, mientras que el resto, 21.577, corresponden a población pediátrica.

CC. OO señala a las políticas del último Govern de la Generalitat como el responsable del colapso en los centros por “no revertir” los recortes en Salud que llevó a cabo el ejecutivo de Artur Mas desde 2012. En una nota de prensa el sindicato denuncia que los pacientes esperan en los pasillos, a veces más de cuatro días en una cama como ocurre, asegura la agrupación de trabajadores, en el Hospital de la Vall d’Hebron. CC. OO. también sostiene que algunos médicos de cabecera conciertan visitas a 25 días vista.

El Departament de Salut no ha querido pronunciarse sobre la situación de las urgencias , pero sí ha recordado el Plan Nacional de Urgencias de Cataluña (PLANUC), dotado con 17,8 millones de euros, con el que pretende mejorar la calidad del servicio con “camas de refuerzo o la mejora en los flujos de pacientes”.

Una vacuna cada año

Desde el CAP Rio Janeiro del barcelonés barrio de Nou Barris, la enfermera Àngels Forés recuerda que la mejor medida para prevenir la gripe es vacunarse una vez cada año. Para evitar el contagio esta profesional recomienda limpiar los utensilios cotidianos como juguetes o el ratón del ordenador, así como ventilar espacios cerrados. Ros advierte que no deben guardarse pañuelos usados en los bolsillos y que es preferible estornudar con un pañuelo y tirarlo a la basura, en lugar de hacerlo con la mano delante. En ese caso, aconseja lavar la mano inmediatamente, o bien, usar el antebrazo.

Los síntomas más habituales de la gripe son dolor de garganta, fiebre alta, dolor general en todo el cuerpo y pérdida de apetito. La enfermera Forés asegura que conviene beber mucho líquido (zumo de naranja y caldo, por ejemplo) y recomienda solo tomar paracetamol si existe dolor de cabeza ya que, como recuerda, la gripe es un virus y no existe antibiótico para combatirlo.

Más información