Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS LUGARES DE... Melange

Pio Baroja entre vinilos

Miguel Rosón, guitarrista de Melange, propone revivir la Generación del 98 de la Cuesta de Moyano a Lavapiés con buena música y mejor vermú

Miguel Rosón, cantante y guitarrista del grupo Melange tomando un mosto en Bodegas Alfaro, en el barrio de Lavapies de Madrid.
Miguel Rosón, cantante y guitarrista del grupo Melange tomando un mosto en Bodegas Alfaro, en el barrio de Lavapies de Madrid.

Miguel Rosón (Gijón 1978), es guitarrista en Melange, una banda madrileña que lleva su psicodelia a vericuetos aún más intrincados con su segundo disco, Viento bravo. No lo han presentado en sociedad, y ya están citados en festivales como Tomavistas. El primer encuentro en directo será en la sala Joy Eslava, el 25 de enero.

 

1. Bodegas Alfaro. Este es un bar muy de barrio y, como tal, con un público muy variopinto, van vecinos de la zona y también auténticos personajes. Ponen flamenco y uno de los que pinchan es locutor de Radio Clásica. Así que la calidad musical está garantizada. Y algo indispensable: tiran muy bien la caña. También ofrecen un vermutito muy rico, que recomiendo tomar acompañado de mojama. Si quieres huir de la gentrificación de Lavapiés, es tu sitio. (Calle del Olmo, 10).

2. La Integral. Se definen como librería boutique: tienen libros, música, artefactos culturales... Lo llevan José y María, que son amiguetes. Tiene una selección muy buena de discos, y es un buen sitio para parar con amigos del barrio. Siempre nos tomamos un botellín con los dueños y, lo mejor: su buena conversación es gratis. (Calle del León, 25).

3. Bajo el Volcán. También librería y tienda de discos, la lleva Fernando, que antes tenía el bar La Aguja, un garito en el que ponían muy buena música. Así que la selección de vinilos está muy cuidada, y también la de literatura. Y hablar con él de música y libros es un placer. Siempre está dispuesto. Por cierto: es la tienda que más discos ha vendido de Melange. (Calle de Ave María, 42).

4. Fantom Power. El estudio en el que ensayamos, es de Enrique Borrajeros. Él tocaba en Mercromina, y ha hecho la música de los programas de televisión La hora chanante y Muchachada nui. Aquí rematamos las voces del primer disco y hemos grabado las del segundo. Es nuestro lugar de reunión. No solo vamos a currar, nos quedamos muchas veces charlando con Enrique de música. Es nuestro cuartel general. (Calle de Concepción Jerónima, 28).

5. Mi Ciudad. Una taquería mexicana en Madrid, pero realmente muy muy mexicana. Hacen un alambre de pastor cojonudo. Y con la michelada te mueres. Y tienen una buena cartita de mezcales, que siempre es necesaria. Los tacos, y todo en general, es barato y rico. Soy fan de la comida mexicana, sé de lo que hablo. (Calle de las Hileras, 5).

6. La Cuesta de Moyano. Siempre que paso por ahí de camino al retiro me mola pararme, hojear libros... Siempre cae alguno. Pero sobre todo, me mola saludar a Pío Baroja al final de la cuesta. El Madrid de La Busca y de la Generación del 98 me atrae especialmente, y este es un buen lugar para revivirlo.

7. El Jardín Botánico. Soy de Asturias y en este rincón me encuentro con árboles de allí como el tejo, un árbol que me encanta. Voy con mi novia y mi enano a pasear entre ellos. Me siento como si estuviera en el terruño entre hayas, robles, tejos... (Plaza de Murillo, 2).

8. Museo Reina Sofía. Trabajo en montajes de arte y algunas veces he trabajado aquí. Me gustan mucho las exposiciones que plantean, y lo visito siempre que puedo. (Calle de Santa Isabel, 52).

9. Castellana 22. Es una galería, pero no una cualquiera: fotografía, escultura, pintura, instalación, vídeo... Y siempre de gente no consagrada y más alternativa. Gente de mi cuerda, con ganas de hacer cosas nuevas (Paseo de la Castellana, 22).

10. El Latazo. Voy ahí a tomar el vermú. Tienen una selección buenísima, también de vinos. Es de Antonio, que tiene el morro fino. Y ofrece también una selección de conservas en lata que él prepara con sus recetillas, todo exquisito. Está en el mercado de Antón Martín, que guarda todavía el equilibrio entre los puestos tradicionales (de fruta, carne, pescado, pan...) y bares con nuevas propuestas que están guay y no son caros. (Calle Santa Isabel, 5).

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información