Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“España no se toca. España no se rompe”, dice Cifuentes en el día de la Constitución

La Delegada del Gobierno afirma que el intento de ruptura de los catalanes ha supuesto "un enorme daño económico y social"

La banda tocando el himno de España en el acto.
La banda tocando el himno de España en el acto.

"España no se toca, España no se rompe", ha manifestado Cristina Cifuentes en el acto de conmemoración de la Constitución Española que ha tenido lugar esta mañana en la sede del Gobierno regional, en la Real Casa de Correos, junto con la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa. El discurso ha estado impregnado de menciones a Cataluña, al separatismo, al modelo territorial y a la reforma de la Constitución. En el estrado, acompañando a Cifuentes, se encontraban el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo; la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y los portavoces de los grupos políticos de la oposición regional.

La presidenta ha destacado que no se trata de "una conmemoración más", porque la Carta Magna celebra su 39 cumpleaños "cuestionada por quienes la consideran una enemiga". En Cataluña, ha concretado, "han roto sin pudor el juramento de cumplir hacer cumplir la Constitución como norma fundamental del Estado". Y son los dirigentes independentistas los que "no han dudado" en vulnerar los principios constitucionales, "llevándonos a una de las mayores crisis políticas y sociales de nuestra democracia".

Cifuentes ha comparado lo sucedido en el Parlamento de Cataluña "de la mano de Puigdemont" con el golpe de Estado de 1981 en el Congreso de los Diputados. La Constitución ha configurado un nuevo modelo territorial, "con elevadísimos niveles de autogobierno en las distintas comunidades autónomas", ha matizado. Por lo tanto, los que dicen que estamos igual que hace 40 años "mienten".

La presidenta considera que se puede reformar la Constitución, pero las modificaciones no pueden "ser inicio de un camino hacia ninguna parte".  Con un pero, aquellos aspectos que constituyen la "esencia de la nación" deberían permanecer "inalterables" y al margen del debate político. Entre ellos: "La unidad de España y el carácter indisoluble de nuestra nación", ha argumentado.

La delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, también ha centrado su discurso en la intentona independentista de Cataluña. Ha hecho una férrea defensa de la Constitución y ha recordado que el de mañana "no es un aniversario más". "En los últimos meses, hemos asistido a una agresión permanente y deliberada a las leyes, a las instituciones y al orden político y económico de España por parte de un grupo de dirigentes separatistas", ha justificado.

Dancausa ha felicitado a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, que han recibido un cerrado aplauso de los asistentes, por el trabajo que han realizado en Cataluña en la defensa de la unidad de España y la Constitución.

"Nos jugábamos mucho. Porque la crisis separatista nos ha demostrado que fuera de la ley no se garantizan los derechos y libertades de todos los ciudadanos, se deteriora la convivencia, se resiente la economía y se debilita la democracia", ha destacado la delegada. "El balance de su intento rupturista es un enorme daño económico y social no solo a Cataluña, sino también a España", ha añadido.

La representante del Gobierno central ha mantenido que el Estado de Derecho "es fuerte y tiene los recursos necesarios para defenderse ante quienes le atacan". "Hemos comprobado que una gran mayoría de los españoles queremos mantener vivo el proyecto común que iniciamos en 1978. Esa mayoría que se ha rebelado contra quienes han intentado destruir ese deseo", ha concluido.

Más información