Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junqueras: “Yo no creo que vaya a haber una huida de empresas”

El vicepresidente catalán insiste en que el Gobierno acepte una mediación

El vicepresidente Junqueras, durante una rueda de prensa en Barcelona
El vicepresidente Junqueras, durante una rueda de prensa en Barcelona

Oriol Junqueras, el vicepresidente catalán, ha salido hoy al paso de un posible cambio de sede social del Banco Sabadell y de otras empresas a raíz de la posibilidad de que la próxima semana se declare de manera unilateral la independencia. En una entrevista en La Sexta, el también líder de Esquerra Republicana ha asegurado que no cree que vaya a haber una huida de empresas y ha insistido en que otros indicadores, como la inversión extranjera directa en Cataluña, muestran una tendencia distinta.

“Somos gente responsable, gestionaremos con responsabilidad la situación. Pero ante todo seremos responsables con los millones de votos de los ciudadanos”, ha explicado Junqueras. “Siempre hemos hecho lo que el mandato democrático nos ha encargado”, ha asegurado el vicepresidente cuando ha sido preguntado sobre la posibilidad de declarar la independencia, si bien no ha aclarado si esto sucederá el lunes.

Junqueras ha intentado restarle importancia a la posibilidad de que el Sabadell se vaya de Cataluña, previsiblemente a Valencia. “Vaticinios de este tipo los llevamos escuchando desde hace años, pero nunca se han cumplido”, ha explicado. El vicepresidente defiende que en una economía global “cualquier empresa puede trabajar con cualquier banco del mundo”. “Que las empresas tomen las decisiones que consideren necesarias”, ha asegurado.

El vicepresidente ha sacado pecho de los buenos indicadores de la economía catalana, todos datos que no recogen el más que posible impacto de los acontecimientos de los últimos días. Por ejemplo, el récord en exportaciones —suben un 4,1% con respecto a 2015 y son más de una quinta parte del total de las del Estado— y captación de inversión extranjera directa. Esta fue superior a los 5.000 millones de euros, un aumento del 2,3%.

Las declaraciones de Mariano Rajoy pidiendo al presidente Carles Puigdemont que abandone su plan para evitar “males mayores” también sentaron mal a Junqueras. “Esta costumbre de amenazas no es la mejor actitud de hacer las cosas en el siglo XXI”. El vicepresidente ha asegurado que los catalanes solo quieren una relación “entre iguales” con España y ha instado a Rajoy a que acepte sentarse a la mesa. “Hay mucha gente que quiere mediar”, ha asegurado.

Más información