Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad destina 30 millones para más personal en las residencias de mayores

El Gobierno regional prevé un incremento total de 1.000 trabajadores en la plantilla

Un anciano en una residencia para gente mayor.
Un anciano en una residencia para gente mayor.

La Comunidad de Madrid va a destinar más de 30 millones de euros para la mejora de personal en las residencias de mayores de la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS), según ha informado este miércoles el Consejero de Políticas Sociales y Familia, Carlos Izquierdo. El Plan de Residencias 2017-2020 del Gobierno regional prevé incrementar las plantillas de las residencias en más de 1.000 trabajadores en total en los próximos cuatro años.

Los nuevos trabajadores se dividirán en diferentes puestos.  El área asistencial tendrá un incremento superior al 25 % en la plantilla de enfermeros y del 15 % en auxiliares de enfermería. El Plan presenta varias inversiones para la mejora de infraestructuras, equipamientos de las residencias y la incorporación de equipos técnicos de última generación como sensores de cama ocupada y sistemas de geolocalización, entre otros.

Este proyecto, asegura la Comunidad, va a reforzar "todas las medidas puestas en marcha en los dos últimos años" y va a "mejorar las condiciones de vida y el bienestar de los mayores en las residencias de la AMAS".

“Con estos sistemas se pretende aumentar la seguridad de los residentes, contribuir a una reducción progresiva de las sujeciones y facilitar el desarrollo de la actividad diaria de los profesionales”, ha señalado el consejero. Además, Izquierdo ha afirmado que las residencias de mayores de la AMAS estarán conectadas con sus hospitales de referencia a través de sistemas de videotelesalud, lo que facilitará "la comunicación entre equipos profesionales, el seguimiento de los casos y la reducción de desplazamientos de residentes".

El consejero ha informado de que las residencias dispondrán de una asistencia especializada, complementaria, coordinada con la Red de Salud y contará con la presencia de un médico y un enfermero especialistas en geriatría. "Se trata de un programa piloto que se implementará en los próximos meses. Es un ejemplo claro de nuestra apuesta decidida por dar un nuevo impulso en el modelo de atención a las personas mayores", ha comentado.

El mismo Plan incluye otras medidas como, la potenciación de puestos de coordinación y gestión de equipos en el Área Asistencial, la estandarización de la formación del personal de nueva incorporación, el establecimiento de un protocolo de comunicación con familias y usuarios y la implantación de un servicio de apoyo psicológico a los usuarios y sus familias. "Cuando una familia deja a un familiar en una residencia es un proceso muy doloroso", ha concluido Izquierdo.

El pasado mes de julio, varias familias de personas internas en la residencia Mirasierra protestaron por la falta de personal y se mostraron preocupados por la muerte de un anciano en una residencia de Alarcón después de que nadie le echara en falta la noche anterior. Ese mismo mes, un enfermero denunció la muerte de otra anciana a la que se le quedó una pierna atrapada en la barra de protección de la cama.

Durante el Debate sobre el Estado de la Región del pasado mes de septiembre, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, hizo referencia a la necesidad de mejorar la situación de las personas mayores, "que presentan cada vez más un perfil de mayor dependencia y plantean nuevas necesidades para su atención".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información