Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un mayor en una residencia de Alcorcón sin que nadie le eche en falta

El grupo de Podemos ha pedido la dimisión inmediata de la directora del centro

Residencia de Ancianos de Alcorcón, situada en la avenida Pablo Iglesias de la localidad.
Residencia de Ancianos de Alcorcón, situada en la avenida Pablo Iglesias de la localidad.

Un hombre de 82 años fue hallado muerto en un banco de la Residencia de Mayores de Alcorcón sin que ningún trabajador le echara en falta. El mayor no acudió ni a cenar ni a dormir en la habitación, pese a lo cual los trabajadores no avisaron ni a sus familiares ni a la policía. El grupo de Podemos ha pedido la dimisión inmediata de la directora del centro y la comparecencia del consejero de Políticas Sociales y Familia, Carlos Izquierdo. El Gobierno regional ha abierto una información reservada para esclarecer lo ocurrido.

Las primeras investigaciones apuntan a que el residente estuvo jugando al dominó como todas las tardes junto con otros compañeros. Antes de que le sirvieran la cena, a las 20.45, salió por los jardines interiores de la residencia, situada en la avenida de Pablo Iglesias, al sur del municipio. Antes de cenar acostumbraba a fumar un cigarrillo y dar un pequeño paseo.

Cuando sirvieron la cena, su compañero de mesa avisó al personal de servicio de que el hombre no había acudido. Según fuentes de la Consejería de Políticas Sociales y Familia, los trabajadores no le dieron mayor importancia porque a veces comía algo en la cafetería antes de acostarse. Sin embargo, estos empleados no avisaron al relevo de la noche de esta circunstancia.

Cuando los responsables del turno nocturno entraron en la habitación del residente, tampoco lo vieron acostado. De nuevo, nadie alertó de su ausencia ni a sus familiares ni a la policía. Dedujeron que, como estamos en un periodo festivo, se había marchado con sus sobrinos para pasar la Semana Santa.

Ayer por la mañana se produjo una nueva ausencia a la hora del desayuno. Una vez más, ningún empleado del centro le echó de menos. Pasadas las diez de la mañana fue hallado sin vida, sentado en un banco de la residencia. Al lugar acudieron la directora de la residencia, la policía y la responsable de asistencia de mayores de la zona sur.

Pendientes de la autopsia

Los familiares del fallecido se alarmaron al ver lo que estaba ocurriendo y no encontrar al hombre en el salón de la residencia, el lugar habitual donde reciben las visitas. Minutos más tarde, les informaron de lo que acababa de ocurrir. El cuerpo fue trasladado al tanatorio de Alcorcón, donde ayer por la tarde se le practicó la autopsia. Esta será la que determine la hora exacta del fallecimiento, pero todo apunta a que se produjo antes de la cena.

La residencia de Alcorcón fue inaugurada hace unos 25 años. Tiene unos 220 internos, en su mayoría dependientes que necesitan un mayor cuidado. A ellos se suman otros 55 que acuden al centro de día. El hombre fallecido era autónomo: se valía por sí mismo. Este periódico intentó contactar, sin éxito, con los familiares del residente fallecido.

El diputado regional de Podemos Raúl Camargo ya denunció hace unas semanas la falta de personal que sufre la residencia de Alcorcón, lo que se traduce en mala atención a los residentes. De hecho, hizo una pregunta al consejero en la comisión de Políticas Sociales y Familia y pidió que compareciera en ella la directora del centro. “Es necesario que alguien asuma las responsabilidades políticas por esta muerte, por lo que pedimos que dimita con carácter inmediato la directora, que no sabe gestionar un centro tan importante”, exigió ayer el parlamentario de Podemos.

Unos 50 familiares de residentes crearon en septiembre de 2016 una plataforma para denunciar “las graves carencias” que sufre el centro, según explicó anoche su portavoz, Luis de Miguel. Estos llevan meses denunciando la falta de personal. Según sus datos, trabajan por cada turno entre 18 y 22 empleados, lo que supone una media de entre 11 y 14 residentes para cada uno de ellos. “Es imposible que así les atiendan bien, cuando la ratio que recoge la normativa es un máximo de cinco”, afirma De Miguel. Este recuerda que a finales de enero los residentes de la primera planta estaban a la una de la tarde en la cama, sin ser aseados ni levantados. “En marzo han cubierto las bajas por vacaciones, pero ha empezado abril y hemos vuelto a los mismos problemas”, añade el portavoz de la plataforma.

Fuentes de la Consejería de Políticas Sociales y Familia explicaron que se ha abierto una información reservada para determinar qué ocurrió anoche y ver si hubo alguna negligencia. Estas fuentes afirmaron que la plantilla está formada por 200 trabajadores, incluidos los que no atienden a los mayores (jardineros, mantenimiento, vigilancia...), y que recientemente se ha contratado a 11 personas de atención directa a los residentes. “Los turnos de tarde y noche tenían el personal necesario para atender al número de personas que había en la residencia. Este número se fija en función del número de residentes”, añadieron las citadas fuentes.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram