Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Conflicto lingüístico

El Tribunal Superior valenciano anula parte del decreto de plurilingüismo por discriminatorio

El TSJCV considera "un claro agravio comparativo" para el alumnado que opte por mayor presencia del castellano

La sede del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. Ampliar foto
La sede del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) ha anulado parcialmente el decreto de la Generalitat Valenciana que establece el modelo lingüístico en la enseñanza no universitaria. El TSJCV ya ordenó la suspensión cautelar del decreto de plurilingüismo aprobado en febrero, porque vulnera el derecho a la igualdad y a la educación reconocidos en la Constitución. La Sala indica que discrimina a los alumnos que optan por una mayor enseñanza en castellano, -reciben menos clases de inglés-  frente a los que eligen el valenciano como lengua vehicular. Los magistrados han estimado el recurso presentado por el sindicato CSIF, que instantes después de conocer la sentencia ha exigido a la Generalitat valenciana que la ejecute de inmediato.

El Tribunal señala que la disposición adicional anulada supone una diferencia de trato entre el valenciano y el castellano que tiene una clara referencia en el certificado que acredita el nivel de inglés del alumnado al concluir los distintos niveles educativos. En la resolución, notificada hoy a las partes, el TSJCV apela a la jurisprudencia del Tribunal Supremo, del Constitucional y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, para defender que el decreto introduce una "distinción arbitraria e injustificada entre las dos lenguas oficiales de la Comunidad Valenciana (en claro agravio comparativo o desequilibrio en perjuicio del castellano) a cuenta del inglés”.

Dice el Tribunal valenciano que atendiendo a la existencia de dos lenguas cooficiales, la Administración autonómica, acreditado el déficit del valenciano, puede promover acciones positivas para favorecerlo, pero que no deben ir en detrimento del castellano. “Si la Generalitat Valenciana, en el ejercicio de sus competencias legítimas, estimase la existencia de un déficit en el proceso de normalización en detrimento de la lengua propia, se debería otorgar al valenciano un trato diferenciado sobre el castellano en una proporción razonable.

Pero en todo caso resulta exigible la constatación del referido déficit, de modo que en la norma resulte objetivado en todos sus elementos, pues ello constituye el presupuesto que permite ponderar la proporcionalidad razonable a la que antes nos hemos referido. Exigencia que no se satisface en la norma analizada”.

Para el Tribunal, la diferencia entre la acreditación del inglés en los niveles básico, intermedio y avanzado, “no se fundamenta en una medida de acción positiva o de promoción del valenciano en comparación con el castellano". También considera discriminatoria la certificación automática de los niveles de competencia lingüística: “se produce un agravio comparativo en aquellos casos en que se opte por el nivel básico (o intermedio), sin que se pueda considerar compensado dicho agravio con los mecanismos para que el alumnado pueda acreditar los conocimientos de lenguas al final de cada una de las etapas a través de las pruebas de acreditación que se establezcan”.

La Generalitat vuelve a la norma de 2012

La vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, ha señalado que al Ejecutivo le "preocupa" y le "ocupa" que el TSJCV les anule decretos, aunque ha rehusado pronunciarse sobre la anulación parcial del decreto de plurilingüismo hasta estudiar la sentencia.

La Generalitat ha indicado en un comunicado, que, aunque no la comparte, cumplirá la resolución que anula el decreto de plurilingüismo, que la decisión afecta a los alumnos matriculados para el próximo curso en educación infantil de 3 años. La Generalitat ha respondido así a otra resolución posterior del TSJCV que ha ordenado a la Consejería de Educación que deje de aplicar el nuevo decreto de plurilingüismo, suspendido cautelarmente, y vuelva a la situación normativa de 2012.

Ciudadanos ha pedido la dimisión del consejero de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, tras la suspensión. La portavoz adjunta de la formación en las Cortes Valencianas, Merche Ventura, que ha calificado de "caos" la situación, ha exigido al Consell que "deje de improvisar" y acate la sentencia de los tribunales. Ventura también ha reclamado al Gobierno valenciano "instrucciones claras para los centros educativos, padres y madres, para qué sepan qué modelo lingüístico se va a aplicar en septiembre".

La presidenta del Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV), Isabel Bonig, ha manifestado que el decreto de plurilingüismo del Consell no ha tenido el diálogo necesario. "Se ha impuesto, discrimina claramente, y enfrenta a la comunidad educativa". Bonig ha pedido al Gobierno que preside el socialista Ximo Puig un acuerdo en Educación.

Más información