Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ibarretxe: “España no tiene un problema con Cataluña, sino con la democracia”

El exlehandakari llama a la participación en el referéndum catalán del 1-O

Jordi Turull con Juan José Ibarretxe.
Jordi Turull con Juan José Ibarretxe. EFE

El exlehandakari Juan José Ibarretxe ha defendido este miércoles en Barcelona la participación en el referéndum independentista que ha anunciado el gobierno catalán para el primero de octubre. El exdirigente vasco, al mismo tiempo, ha acusado al Estado español de antidemocrático por intentar frenar por todas las vías la celebración del mismo. "No es que España tenga un problema con Cataluña, lo tiene con la democracia", ha añadido. El expresidente vasco cree que el hecho de que el Gobierno de Rajoy solo acuda a la justicia, sin negociación política, es una muestra de debilidad.

Ibarretxe ha hecho estas declaraciones en una conferencia organizada por El Punt Avui junto con el nuevo portavoz de la Generalitat y consejero de Presidencia, Jordi Turull. A pocos días de la crisis de Gobierno en la Generalitat, el exdirigente vasco ha querido escenificar su apoyo total a la hoja de ruta de los partidos independentistas catalanes, pocas horas después de conocerse que el tribunal de Cuentas investigará a Mas, Ortega y Rigau por la celebración de la consulta del 9-N. Los augurios del expresidente vasco para los próximos meses son de una escalada de tensión por parte del Gobierno de Rajoy, pero sin llegar al uso de la fuerza para impedir el referéndum. En un ejercicio de equilibrio, de la misma forma Ibarretxe ha dejado caer la necesidad de no hacer ningún aspaviento en la preparación de la consulta por parte de los independentistas. "Desde el punto de vista internacional no sería nada bueno. El uno de octubre tiene que ser una fiesta", ha advertido.

Eso sí, durante sus intervenciones el exlehendakari ha defendido en todo momento el referéndum. En un mensaje encaminado al entorno de Podemos y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, Ibarretxe ha explicado que su escenario ideal también sería un referéndum acordado, "como la mayoría de catalanes", ha dicho. Sin rembargo, no ha censurado la vía unilateral del Gobierno catalán porque, según su opinión: "¿Se puede negociar un referéndum con la silla del Gobierno central vacía?".

Las garantías del referéndum

C. O

Ibarretxe ha defendido que el referéndum del primero de octubre convocado por la Generalitat no cuente con un mínimo de participación. El exlehendakari ha recordado que en el referéndum de la Constitución de 1978 solo participó el 30% del censo y nadie se ha cuestionado su validez. "Vengo aquí con un mensaje a Cataluña de siempre sí. Sí a lo que digáis el uno de octubre, el dos, el tres y de aquí a 300 años", ha dicho el exlehandakari al público asistente al acto entre aplausos.

Tanto Ibarretxe como Turull han debatido sobre las estrategias del nacionalismo catalán y vasco para alcanzar sus objetivos y ambos han coincidido en la necesidad de no compararlas para no "hacerle el juego al Estado español", han venido a decir. Así, Ibarretxe ha justificado la decisión del actual Ejecutivo vasco de entenderse con el poder central a cambio de una mejora de la financiación vasca mientras que el Gobierno catalán opta por la vía unilateral: "las enseñanzas nos dicen que somos diferentes pero todos tenemos el mismo instrumento que defender, que es es la democracia". "Antes nosotros éramos los malos y ahora son los catalanes", ha añadido. Turull ha recogido ese guante para justificar cualquier acción de la Generalitat para poder realizar el referéndum: "Normalmente la distancia mas corta para cualquier camino es la recta. Pero esto no funciona cuando hay montañas y por eso hacemos estas cosas".