Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los separatistas se hacen con el pleno control de la policía

El independentista Pere Soler sustituirá a Albert Batlle al frente de la policía autonómica

Pere Soler. ATLAS

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha elegido a un independentista convencido como nuevo director de los Mossos d'Esquadra. Es Pere Soler Campins, abogado de larga experiencia profesional, y sustituirá a Albert Batlle en el cargo. Su nombramiento se producirá este martes, en la reunión semanal del Gobierno catalán, pero su nombre ha trascendido esta tarde.

Se da la coincidencia que Soler fue Secretario de Servicios Penitenciarios, entre 2013 y 2016, el mismo cargo que ocupó Batlle durante siete años en los dos gobiernos de izquierdas, entre 2003 y el mes de enero de 2011.

El perfil de Soler nada tiene que ver con el de su antecesor.  A través de su cuenta de Twitter Soler ha mostrado su adhesión a la causa independentista y al referéndum del 1 de octubre, las cualidades de las carecía el sustituto de Batlle, según las críticas que le formulaba el secesionismo.

"Espero que nos vayamos ya, porque me dais pena todos los españoles", escribió el 23 de octubre de 2016 en respuesta a un tuit del PSOE. El pasado 4 de julio, Pere Soler acudió al Teatro Nacional de Cataluña al acto de presentación de la ley del referéndum en el que participaron, entre otros, Carles Puigdemont y el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras. "Votaremos el 1-O. No lo podrán evitar", escribió en su cuenta aquel día.

Nacido en Terrassa (Barcelona) en 1967, Pere Soler es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Barcelona (1991), máster en Derecho y Transmisiones Electrónicas por la Universidad de Valencia (2000-2001) y especialista en estudios europeos. Ha desarrollado su actividad profesional como abogado en Terrassa, donde tiene despacho desde 1992. Además, fue presidente del Tribunal Arbitral de Terrassa y concejal de CiU en el ayuntamiento de esa ciudad.

Albert Batlle, cuestionado por los partidos soberanistas que recelaban de su papel ante el referéndum que el Govern, ha presentado este lunes su dimisión por motivos políticos, después de que el pasado viernes renunciase al cargo el hasta entonces consejero Jordi Jané, relevado por Joaquim Forn, un político netamente independentista que era concejal del Ayuntamiento de Barcelona desde 1999.