Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Disparan al dueño de una carnicería de Altea implicada en una operación antiyihadista

La víctima ya ha recibido el alta mientras que el sospechoso ha huido

Operación antiyihadista en 2016 en la que la policía detuvo a sospechosos en Altea, Ceuta, San Sebastián y Gijón.
Operación antiyihadista en 2016 en la que la policía detuvo a sospechosos en Altea, Ceuta, San Sebastián y Gijón.

La Guardia Civil mantiene abierto un dispositivo para localizar a un individuo que ha herido este lunes de un disparo al dueño de una carnicería del tipo halal de Altea, un establecimiento que fue registrado el pasado mes de octubre por la policía en el marco de una operación contra el terrorismo yihadista, según fuentes próximas a la investigación, aunque no han precisado si existe alguna relación entre ambos hechos.

El suceso se ha registrado minutos después de las diez de la mañana, cuando el sospechoso ha irrumpido en el local, ubicado en la calle Médico Adolfo Quiles, y ha disparado al propietario en una pierna. La víctima, de nacionalidad marroquí, ha sido trasladada inicialmente a un centro de salud y ha ingresado después en el hospital de Villajoyosa, aunque ha recibido el alta horas más tarde. El agresor, también de origen magrebí según las fuentes consultadas y de entre 25 y 30 años, le ha disparado con un arma corta sin mediar palabra y luego ha huido a bordo de un vehículo de alta gama.

Sin embargo, unas cámaras de seguridad han captado su imagen, por lo que la Guardia Civil espera poder detenerle en breve. Agentes de la unidad de Policía Judicial del cuartel de Altea se han hecho cargo de la investigación para esclarecer el móvil de la agresión y arrestar al responsable.

El herido, que ha presentado denuncia por lo ocurrido, ha asegurado en sus primeras manifestaciones a los investigadores, que no conocía a su agresor.

Se da la circunstancia de que esta carnicería halal (nombre que designa a los establecimientos que venden carne de animales sacrificados según los ritos musulmanes) fue registrada junto a una vivienda en el casco urbano de la localidad a mediados del pasado mes de octubre, en el transcurso de una operación conjunta de las policías española y marroquí contra el terrorismo yihadista que se saldó con un total de seis detenciones.

El presunto terrorista apresado en Altea, un joven marroquí que sigue en prisión preventiva por orden de la Audiencia Nacional, pertenece al círculo de allegados del carnicero tiroteado hoy, aunque las fuentes consultadas no han precisado si son parientes o tienen otro tipo de relación.

El supuesto yihadista está acusado de pertenencia a organización terrorista por reclutar presuntamente a través de redes sociales a futuros miembros del autoproclamado Estado Islámico o ISIS (en sus siglas en inglés). Además, también está imputado por un delito contra la salud pública, pues los agentes encontraron en su poder medio kilo de hachís. En esa misma operación policial conjunta fueron arrestados otros tres sospechosos en San Sebastián, Ceuta y Gijón, y dos más en las ciudades de Tetuán y Castillejos, en Marruecos.