Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una UCI llena de achuchones

La Fundación Aladina invierte 1,5 millones de euros en la reforma del hospital Niño Jesús

El fundador de la Fundación Aladina, Paco Arango, con un niño de la UCI.
El fundador de la Fundación Aladina, Paco Arango, con un niño de la UCI.

La Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) pediátrica del madrileño hospital del Niño Jesús, que atiende cada año a más de 800 menores y da apoyo a 18 centros hospitalarios públicos de la Comunidad de Madrid, se ha renovado gracias a la gracias a la Fundación Aladina y a la fuerza de los abrazos. La ONG —que ya tiene 10 años de historia— destinó 1,5 millones de euros en la reforma de la unidad. A través de la campaña solidaria “Un achuchón por la UCI infantil del Hospital Niño Jesús”, que se se dará por terminada a finales de este mes— la fundación ya ha recaudado 1,3 millones euros. Una de los principales beneficios de la reforma de la nueva UCI, en la que se atiende desde recién nacidos hasta jóvenes de 18 años, es la luz natural, ya que en la antigua casi no había ventanas y los pacientes no distinguían entre el día y la noche, según los usuarios de las instalaciones.

La campaña de la fundación para recaudar los fondos necesarios contó con la colaboración de famosos como Antonio Banderas, Cayetano Rivera, Susana Griso o Mario Vaquerizo. Sus fotos fueron colgadas en diversas marquesinas y espacios públicos dándose un abrazo. Quien lo desease podía colaborar enviando un mensaje con la palabra “achuchón” a un determinado número de teléfono o uniéndose a la Fundación Aladina por ocho euros al mes.

La nueva UCI hospitalaria es la que atiende a más niños con problemas oncológicos de España. Y su nueva apariencia fue inaugurada el pasado 14 de diciembre. Entre sus novedades, destacan 14 brazos robóticos, seis boxes de aislamiento con presión positiva y negativa, multitud de ventanales directamente al parque del Retiro, por los que entra la luz natural, y una nueva decoración, que incluye dibujos en paredes y cristaleras.

El fundador de Aladina, el empresario y director de cine Paco Arango, subraya la urgencia con la que se hizo la remodelación de la UCI —cuatro meses— y el mérito que tiene contar con una unidad de estas características. “La UCI del Niño Jesús era un dinosaurio que necesitaba mucha ayuda. Ahora hay 14 camas, se mejoraron las instalaciones para enfermeras y médicos y cuando entra un niño se siente alegre y bien, a pesar de su enfermedad”, explica. Arango añade que la luz natural era la principal necesidad que se debía satisfacer y, por eso, la UCI antigua se derribó entera. “Creo que hemos hecho la mejor UCI pediátrica, sino solo de España, también de Europa”, sostiene con ilusión.

María José y Raquel son dos de las madres que han conocido la nueva UCI del Niño Jesús. María José era madre de Ana Santos, una adolescente de 17 años que falleció en la UCI hace cinco. La mujer lamenta que el estado de las antiguas instalaciones fuera tan precario, ya que su hija padeció una neumonía muy fuerte y no pudo estar totalmente aislada como debía. “La aparatología estaba anticuada y los dos boxes de aislamiento que había eran pocos para un hospital como el del Niño Jesús”, explica. Además, María José asegura que por la falta de medios los padres no podían estar tanto tiempo con los niños como les hubiera gustado y la falta de luz natural era algo que afectaba mucho a los pacientes. “A pesar de todo, no hay gracias suficientes para la Fundación Aladina por lo que ha hecho, porque nuestros niños son las personas del mañana”, afirma.

Raquel Feijóo es actualmente voluntaria de Aladina y hace cinco años conoció la UCI porque su hija Vera estuvo ingresada por una leucemia. Finalmente, falleció. “La UCI antes estaba fatal de todo. Los niños estaban prácticamente solos porque los padres teníamos unas visitas determinadas y, además, la mayoría de las máquinas no funcionaban perfectamente”, afirma.
Feijóo explica que gracias a la reforma se ha conseguido una mejora notable, ya que hay más habitaciones individuales y antes ni siquiera tenían cortinas o biombos salvo para casos extremos. “Ahora la UCI es otro mundo y está estupenda. Para los padres hay sillones y el nuevo sitio les aporta vida a los niños”, dice la voluntaria.

Una de las personas que más relación tiene con la UCI es Ana Serrano, que es la jefa de servicio y lleva en ella 25 años. Serrano asevera que la renovación de las instalaciones supone una mejor asistencia al paciente pediátrico grave, pero destaca que lo que más llama la atención en la unidad son los impresionantes brazos robóticos. “Cuelgan del techo y se extienden a los lados de las camas. Son beneficiosos, porque son monitores sin cables y en donde está disponible toda la información sobre el paciente”, aclara.

A su vez, Ana cuenta que tanto los niños como las familias se quedaron impresionados con el cambio radical de la UCI. “La reforma ha sido positiva, pero queremos informatizar más toda la UCI. Lo más importante es que las empresas privadas no olviden que deben seguir colaborando para seguir mejorando la salud en el hospital”, concluye.

Achuchones solidarios

La campaña de la Fundación Aladina 'Un achuchón por la UCI infantil del Niño Jesús' ha contado con la colaboración de famosos como Antonio Banderas, Cayetano Rivera, Susana Griso o Mario Vaquerizo -entre otros- que aparecieron en fotos colgadas en diversas marquesinas y espacios públicos dándose un abrazo. Los achuchones significan apoyo económico y quien lo desee puede colaborar mediante un mensaje con la palabra ACHUCHON al 28014 o uniéndose a la Fundación Aladina por ocho euros al mes. En el caso de las empresas pueden realizar donativos o diseñar campañas de colaboración específicas. 

Los fondos recaudados -hasta ahora 1.322.000 euros- irán destinados a las mejoras en la UCI del Niño Jesús y para todos los pacientes -tengan cáncer o no-. A su vez, la Fundación Aladina hizo también acciones importantes en este mismo hospital, como es el Centro Maktub. El complejo es un centro de transplantes muy sofisticado para niños y en el que se han realizado más de 200 transplantes en poco más de dos años, según el fundador de Aladina, Paco Arango. 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información