Caso Nadia

El juez inmoviliza las cuentas de los padres de Nadia

Un forense comprobará toda la información médica sobre la enfermedad y los tratamientos de la niña

Fernando Blanco y su hija, en la página de la Asociación.
Fernando Blanco y su hija, en la página de la Asociación.LUIS MAGÁN

El juzgado de instrucción 1 de La Seu, en Lleida, ha ordenado hoy que se inmovilicen las cuentas de la familia de Nadia Nerea, una niña de 11 años enferma con Tricotiodistrofia, a la que su padre podría haber utilizado para conseguir donaciones. El juez solicita también que aporten la información médica de la menor, que será revisada por un forense. La intención del instructor es comprobar la enfermedad de la niña y la gestión que se ha hecho de los fondos que han recibido. Si en ese tiempo, los padres necesitan dinero para la menor, deberán solicitarlo al juzgado.

La Fiscalía de Lleida se ha sumado también a la investigación abierta el sábado por los Mossos d'Esquadra para aclarar si detrás de la historia que el padre ha ido contando en los medios sobre falsos métodos de curación hay una estafa a las personas que le han creído y han hecho donaciones.

La policía catalana inició una investigación después de que este diario, Hipertextual y Malaprensa destapasen que buena parte del relato que el padre de la menor, Fernando Blanco, había hecho en el diario El Mundo era falso. Solo con esa campaña, ganó más de 150.000 euros, según explicó. El progenitor lleva más de ocho años prodigándose en los medios con la misma historia.

Después del revuelo levantado, la familia escribió un post en la página de Facebook de la Asociación Nadia Nerea para la Tricotiodistrofia, en la que el padre hacía referencia a los "malos pensamientos" que tenía después de todo lo que había sucedido. Eso hizo que la policía catalana activase también a la Brigada de Menores para garantizar la seguridad de la niña. La entrada ha sido eliminada de la página. Hasta el momento no hay ninguna persona investigada ni llamada a declarar.

Blanco también aseguró que van a devolver todo lo ganado a raíz de publicar la historia. Y han convocado una rueda de prensa para mañana, "para dar las explicaciones oportunas y necesarias". En una entrevista en el programa de Antena 3 Espejo Público, el padre ha asegurado que devolverá los 301.000 euros que ha recibido de donaciones. Y ha admitido que cuando decía a su mujer que llevaba a la niña a Houston a operarla, en realidad la visitaban curanderos. A pesar de eso, ha mantenido que estuvo en Afganistán buscando a un médico: "Mucha parte de la historia es cierta, hay otras partes exageradas por temor a perder a mi hija".

Condena por apropiación indebida

El padre de la menor fue condenado en el año 2000 a cuatro años y diez meses de prisión por apropiación indebida y falsedad documental. Blanco, como jefe de la delegación de la compañía Cobega en Menorca, fue "suministrando productos de la empresa a espaldas y sin conocimiento de esta, quedándose para sí lo que cobraba”. “Hizo suyos no menos de veinte millones de pesetas”, según la sentencia.

Cobega es una distribuidora de bebidas, de la que se valió Blanco. Según el tribunal, creo una cartera ficticia de clientes, y hacía llegar a la compañía pagarés para que "intentaran un cobro que solo él sabía que iba a ser infructuoso".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50