Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Nutrición

Un 25% de niños tiene bajos niveles de vitamina D por exceso de protección

La Asociación Española de Pediatría recomienda la dieta mediterránea y el ejercicio para frenar la obesidad y el sedentarismo en los menores

Unas niñas en un aula de un centro escolar valenciano.
Unas niñas en un aula de un centro escolar valenciano.

Uno de cada cuatro niños españoles, sobre todo menores de dos años, presenta niveles de vitamina D -la que se forma en la piel por la acción del sol-  por debajo de lo recomendable, ha explicado hoy en Valencia la pediatra Pilar Codoñer poco antes de la apertura del 64º Congreso de la Asociación Española de Pediatría. El estudio se ha hecho en la Comunidad Valenciana pero el dato es extrapolable al resto de España e incluso puede aumentar en las regiones del norte con menos horas de sol.

"Tenemos sol, una dieta mediterránea y los cítricos pero nos estamos encontrando con problemas de déficit de vitamina D por un exceso de protección frente a los perjuicios del sol", ha dicho Codoñer, presidenta del congreso y de la Asociación Valenciana de Pediatría.

"El afán de protección conlleva que perdamos también sus beneficios", ha añadido la doctora, quien recuerda que esta vitamina es necesaria para la formación del metabolismo y el crecimiento y refuerza además el sistema inmunitario. "No se han detectado casos de raquitismo, enfermedad provocada por falta de esta vitamina, pero los pediatras invitan a los padres a que sus hijos hagan más vida al aire libre en las horas de menos calor.

La doctora ha alertado del aumento en la dieta infantil de comida rápida, alejada de lo que son platos cásicos de la dieta mediterránea como el arroz con pollo y verduras. "Estamos perdiendo ese tipo de comidas tradicionales frente a la comida rápida.

Antonio Jurado, presidente del comité científico del congreso de la Asociación Española de Pediatría, que tiene lugar del 2 al 4 de junio en el Palacio de Congresos de Valencia, ha insistido en que la obesidad y el sobrepeso, que afecta a más del 20% de los niños españoles, tienen severas repercusiones en su salud cuando son adultos.

"Los nuevos estilos de vida importados, el consumo cada vez mayor de precocinados, bollería industrial, zumos envasados; la propia crisis económica" está provocando una malnutrición en los niños españoles, que no una desnutrición. "Hoy los niños no tienen sitio para jugar y correr y luego están los ordenadores", ha denunciado Jurado.

Cuidado con las bebidas vegetales

El responsable del comité científico ha hecho también hincapié en el decálogo que presentarán en el congreso sobre la importancia de la leche en la nutrición infantil y ha advertido de que las bebidas vegetales no contienen los mismos nutrientes que la leche de vaca.

"Como pauta general, y salvo indicaciones específicas del pediatra, se recomienda consumir en la infancia la leche entera, quien ha recordado que no se consideran productos lácteos a "aquellas bebidas de origen vegetal como la soja, el arroz o las almendras". Según Jurado, es importante consultar con el pediatra para evitar déficits en la alimentación del niño.

Los responsables del congreso de la Asociación Española de Pediatría han advertido, por otro lado, de la necesidad de crear más plazas de pediatría en el sistema de atención sanitaria, pues calculan que entre un 25 y un 30% de las plazas que debían ocupar estos especialistas son médicos de familia, no pediatras.

Más información