Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta rechaza hacer recortes para ajustar el déficit del Gobierno

El Consejo aprueba una nueva norma de planes de empleo para los Ayuntamientos

La consejera de Hacienda, María Jesús Montero, este martes en Sevilla.
La consejera de Hacienda, María Jesús Montero, este martes en Sevilla.

Cerca de 600 millones de euros. Es la cifra que el Ministerio de Hacienda imputa a Andalucía para alcanzar el objetivo del déficit público fijado para 2016. Un dato rechazado por completo por la Administración andaluza, que considera que ha cumplido con la demanda del Gobierno central, y por lo que no muestra disposición a recortar de los presupuestos aprobados para este ejercicio. Las razones de la Junta las expondrá la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera del próximo viernes frente al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. 

"Vamos a mostrar un rechazo frontal y rotundo a la posibilidad de nuevos recortes de gasto para cumplir con el objetivo de déficit (...) Esperamos que el Gobierno recapacite ante la próxima reunión", ha declarado la consejera tras presentar un informe de la situación en el Consejo de Gobierno de este martes en el Palacio de San Telmo. Montero se reunirá además en un encuentro bilateral con el ministro el próximo lunes para analizar en detalle la situación andaluza. "No daremos ni un paso atrás", ha dicho la consejera.

La consejería defiende que Andalucía ha cumplido con el objetivo impuesto y que los 600 millones corresponden a partidas que no eran imputables para la comunidad. En concreto 200 millones en tratamientos para enfermos de la hepatitis C, 265 de fondos de convergencia, y alrededor de otros 100 de otras cuestiones por concretar. "Mi propuesta es que en el consejo se pueda determinar qué políticas se blindan", ha añadido Moreno. "Si todos están de acuerdo en que la sanidad, la educación, los servicios sociales y las pensiones no hay que recortarlos, el ajuste que hay que acordar será sobre el resto de las políticas", ha considerado.

Planes de empleo para Ayuntamientos

Por otro lado, el Consejo de Gobierno ha aprobado el nuevo decreto ley para facilitar el acceso de los ayuntamientos a los planes de empleo, para el que destinará 396 millones. De la normativa se ha eliminado una disposición que asignaba tareas en el Servicio Andaluz de Empleo al personal laboral, un servicio en el que se incluye un grupo de trabajadores de la desaparecida Fundación Pública Andaluza de Formación y Empleo (Faffe), vinculada con el fraude de los cursos de formación.

Para resolver la situación de estos trabajadores, Montero ha propuesto negociar una solución con los grupos políticos de representación parlamentaria. La disposición se ha retirado de la normativa después de que el Parlamento de Andalucía la derogara el pasado miércoles, con los votos en contra de toda PP, Podemos e IU y la abstención de Ciudadanos. "Hay unos 1.600 empleados públicos que necesitan tener funciones en la Administración autonómica. Y no solo son de la Faffe, también de los programas Menta, Alpe... Desean y quieren tener un trabajo con ubicación y funciones", ha considerado el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, también presente en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.