Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jubilados sortean al TC con fallos que revalorizan las pensiones de 2012

El alto tribunal avaló la decisión del Gobierno de no subir las jubilaciones según el IPC

El Juzgado de lo Social número 12 de Barcelona ha comenzado este mes a emitir sentencias a favor de los jubilados que denunciaron al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) por no revalorizar en 2012 sus pensiones al 2,9% que marcó entonces el Índice de Precios de Consumo (IPC). Se trata de los primeros fallos después de que el Tribunal Constitucional avalara la legalidad del recorte que el Ejecutivo de Mariano Rajoy aplicó ese año, destacó ayer UGT.

La titular de dicho juzgado ha emitido al menos dos sentencias idénticas en las que determina que la medida del Gobierno “atenta claramente contra el artículo 12 de la Carta Social Europea”. Este recoge el derecho a la Seguridad Social y el compromiso de los Estados a mantenerla en “un nivel satisfactorio”.

De esta forma, los jubilados han conseguido sortear el fallo del Constitucional. Este decidió el pasado marzo que el Gobierno había actuado dentro de la legalidad al no actualizar las pensiones en 2012. Según el alto tribunal, cuando se tomó esta decisión la revalorización conforme al IPC era aún “una mera expectativa” y no un “derecho adquirido”. Por lo tanto, el recorte no incurría en un supuesto de retroactividad.

Las denuncias de al menos 10.000 jubilados estaban paralizadas a principios de 2015 a espera de la sentencia del Constitucional, según la Marea Pensionista. Cuando esta se dio, algunos jueces fallaron contra los demandantes y no ha sido hasta ahora que han salido los primeros fallos favorables.

En concreto, dos reconocen el derecho de 11 pensionistas —10 de una demanda colectiva publicada por la Marea pensionista y otro de una individual presentada a través del gabinete jurídico de UGT— a recibir una paga única compensatoria. Esta resultará de lo que dejaron de percibir en 2012 —cuando el Gobierno solo revalorizó en un 2% las mensualidades de menos de 1.000 euros y en un 1% el resto— y el cálculo de lo que deberían haber ganado en la jubilación de 2013 si el año anterior se hubiera aplicado la subida del 2,9%.