Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat debe a las farmacias 236 millones de euros

El gobierno catalán vuelve a incumplir el calendario de pagos a los boticarios, que arrastran retrasos desde 2011

Las farmacias catalanas denuncian el impago de la Generalitat
Las farmacias catalanas denuncian el impago de la Generalitat

La deuda de la Generalitat con las farmacias catalanas sigue incrementándose. Un nuevo retraso por parte de la Administración en el pago de los medicamentos dispensados por los boticarios ha elevado la deuda con los farmacéuticos a 236 millones de euros.

El Colegio de Farmacéuticos de Barcelona (COFB) ha emitido un comunicado para reclamar, una vez más, un nuevo retraso de la Generalitat, que ya está pagando una media de 55 días más tarde de lo que dicta el concierto firmado con los boticarios. Así, la Administración, debería haber pagado hoy a las boticas la factura correspondiente a los fármacos suministrados en julio —que asciende a unos 121,5 millones—. Este retraso se suma al que ya acumulaba el gobierno catalán con la factura del mes de junio (115 millones de euros), que debería haber abonado a principios de agosto.

Tanto el Departamento de Salud como el de Economía insisten todos los meses en que los retrasos se deben a un problema de tesorería. Las farmacias catalanas son, junto a las valencianas, las boticas que más tardan en cobrar los medicamentos de todo el Estado. Los farmacéuticos catalanes suman ahora mismo 55 días de retraso, los valencianos están a un mes y el resto de boticarios del Estado a un máximo de 22 días.

Los farmacéuticos, hastiados por unos retrasos que se remontan a 2011, han exigido nuevamente "que se acaben los retrasos y que sean una prioridad para las Administraciones cumplir con las obligaciones de pago en ámbitos de vital importancia como es el acceso a los medicamentos por parte de los pacientes". 

Pago de intereses

El conflicto de los farmacéuticos con la Generalitat por los retrasos en el pago de los medicamentos dio otra vuelta de tuerca cuando, hace unos meses, los boticarios exigieron el pago de intereses por las demoras en el abono de las facturas. Unas 2.000 farmacias exigieron más de 22 millones de euros en intereses.

Estas reclamaciones se suman a la demanda particular de una boticaria barcelonesa que denunció directamente a Salud por los retrasos de entre 20 y 56 días que acumuló el departamento en el pago de sus facturas entre agostdel 2011 y octubre del 2012. La juez dio la razón a la farmacéutica y en la sentencia, contra la que ya no cabe recurso, condena al CatSalut a pagar 3.188,84 euros por los retrasos, es decir, el 8% de los intereses, que es el umbral establecido por la Ley de Morosidad.

Más información