Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Teyco alega que calculó el 3% para evitar sospechas de comisiones a CDC

Anticorupción asegura que los papeles de Sumarroca confirman los pagos a Convergència

Agentes de la Guardia Civil entrando en la sede de CDC.
Agentes de la Guardia Civil entrando en la sede de CDC.

La Fiscalía Anticorrupción considera que los papeles hallados en el despacho de Jordi Sumarroca —consejero delegado de Teyco e hijo de uno de los fundadores de Convergència— indican que la constructora pagó comisiones del 3% al partido de Artur Mas. La empresa, sin embargo, tiene otra tesis: alega que calculó y plasmó en los documentos ese porcentaje de las obras públicas adjudicadas para evitar, precisamente, que sus donaciones a la fundación afín a CDC (CatDem) tuvieran una cuantía equivalente al 3%.

Un documento clave de la investigación, difundido ayer por El Mundo, recoge una lista de Ayuntamientos catalanes en los que Teyco logró adjudicaciones en 2008 y 2009: Sant Cugat, Sant Celoni, Figueres, Lloret y Torredembarra, todos controlados entonces por CiU. Junto a los importes de cada adjudicación —todas ellas suman 11,3 millones, según los papeles— figuran otras cantidades que suponen el 3% de aquéllas. En ningún caso se cita expresamente a CDC ni aparecen los conceptos de “3%” o “comisión”.

El folio contiene, además, notas manuscritas con dos abonos de mayo de 2009, de 50.000 euros cada uno. Las fechas de salida del dinero coinciden con su cobro por parte de la fundación, han constatado los investigadores. La Guardia Civil, la Fiscalía y el juez que dirige el caso razonan que los papeles —hallados en una caja fuerte— son un indicio consistente de que Teyco utilizó las donaciones a CatDem para pagar comisiones al partido a cambio de la adjudicación de obra pública en ayuntamientos. Ante esa sospecha, el viernes registraron la sede de la fundación, la del despacho del tesorero Andreu Viloca y la casa de su antecesor, Daniel Osácar.

“Curarse en salud”


Fuentes de Teyco explicaron ayer a EL PAÍS su versión sobre el contenido de esos papeles. Ante el estallido del caso Palau —que reveló el pago de comisiones de Ferrovial al partido de Artur Mas— y frente al “sambenito” de que Teyco está fuertemente ligada a Convergència, los responsables de la empresa decidieron “curarse en salud”. Para evitar cualquier sombra de duda, explican esas fuentes, calcularon el 3% de las obras adjudicadas de modo que, en ningún caso, las donaciones fueran de la misma cuantía. 

Las donaciones de Teyco a la fundación —unos 300.000 euros desde 2007— pretendían “contribuir al avance de la sociedad catalana, sin ningún fin económico o de negocio”, según una nota de prensa difundida ayer. Esas cantidades son “pequeñas” y no se acercan, ni de lejos, a cubrir el 3% de los contratos públicos logrados por Teyco en ayuntamientos gobernados por CiU: 53 millones desde 2007, según la empresa. Teyco cita a su favor que, en el mismo periodo, las adjudicaciones con ayuntamientos del PSC y de otros partidos ascendieron a más de 90 millones. “Teyco no ha crecido a la sombra de la protección convergente”, añade la nota. 

Tanto Teyco como CDC minimizan el valor probatorio de los papeles de Sumarroca. Para el partido, el documento “en ningún caso indica una comisión de ningún tipo”, explicó el coordinador de régimen interno, Francesc Sánchez, que defendió las “legalidad” de las donaciones. “Hemos recibido donaciones de Teyco y de otras empresas a través de la fundación”.