España salva las ventas de cava tras caer un 3,2% las exportaciones

El mercado interior aparca la crisis y los boicots, crece un 7,5% y dispara la facturación

Ni crisis ni boicot. El mercado español salvó el año pasado las ventas de cava en 2014. Adquirió 87,58 millones de botellas, un 7,54% más, una cifra que permitió aplacar la caída registrada en las exportaciones del espumoso. Las ventas en el exterior cayeron un 3,26% a causa del batacazo sufrido en Alemania, el principal consumidor si se excluye España. Allí, la política de un productor para intentar elevar precios se cerró con una contracción del mercado del 24,18%, hasta situarse en los 30,5 millones de botellas.

A punto estuvo Bélgica de rebasar a Alemania como principal cliente foráneo de los fabricantes de cava. Con su 11,6% de crecimiento, hasta los 30,4 millones, sí superó a Reino Unido (en el que la competencia del prosecco italiano está haciendo mella en la venta de cava, que ha caído un 10% desde 2011) y se situó como segundo país en el ránking del mercado exterior. En conjunto, las ventas del sector crecieron un escaso 0,38%.

“Son resultados muy satisfactorios después de unos años de ciertas dificultades”, reconoció el presidente del Consejo Regulador del Cava, Pere Bonet. El comentario no es gratuito. Las ventas en España se han encogido un 13% desde 2006 y los resultados económicos del sector no solo se han visto afectados por una caída de las ventas sino que los precios de botella también se han desplomado, por el auge de la competencia y por el desembarco de las marcas blancas. El año pasado, mientras que una botella con marca de fabricante se vendía a 5,5 euros, las de distribuidor se comercializaban a 2,1 euros.

La buena acogida del cava en restaurantes, donde se despacharon un 9% más de botellas, es para el Consejo Regulador del Cava una buena noticia y síntoma de que crece la demanda de producto de mayor calidad. La mejora de los precios de venta permitió que, pese al estancamiento de las ventas por número de botellas, la facturación del sector se disparara hasta los 1.030 millones de euros, un 6,2% más, según los datos de la consultora Nielsen.

Bonet destacó el buen comportamiento del cava catalán, que creció un 7%, con 5,4 millones de botellas más, mientras que el de fuera repuntó en 650.000 botellas, y la producción de Cataluña sobre la total se sitúa cerca de un 97%.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS