Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sólo el 15 % de los vecinos defiende la coexistencia de dos alardes

Siete de cada diez irundarras creen que habría que buscar nuevas soluciones para superar la división"

Sólo el 15% de los vecinos de Irún está conforme con la coexistencia de dos alardes en la localidad guipuzcoana, donde un 48 % es favorable a que se celebre únicamente el tradicional y un 22% defiende un solo desfile mixto.

Esta es una de las conclusiones de un estudio elaborado por la Secretaría General para la Paz y la Convivencia del Gobierno vasco, similar al publicado el pasado mes de junio sobre el Alarde de Hondarribia.

El informe refleja que, casi dos décadas después del inicio del conflicto sobre la participación de las mujeres como soldados en el Alarde de Irun, y no sólo como cantineras, la mayoría de los iruneses sigue apoyando el modo tradicional de vivir sus fiestas patronales.

Así, el 48% es favorable al desfile de un único alarde, en el que las mujeres desfilen como cantineras, mientras que el 22 % apoya que en Irun se celebre un solo alarde en el que las féminas desfilen también como soldados.

La situación actual, en la que dos desfiles, el tradicional y el mixto, recorren las calles de Irun el 30 de junio, día de San Marcial, contenta únicamente al 15 % de los iruneses. Según el estudio, el 72 % de la población cree que "habría que buscar nuevas soluciones para superar la división". Los colectivos más favorables a buscar "nuevas soluciones" son los jóvenes, las familias con hijas menores y quienes defienden un alarde mixto.

Entre las medidas propuestas para avanzar hacia un hipotético acuerdo destacan "que las partes implicadas busquen vías de diálogo", apoyada por el 63%, y que se "impulsen proceso de participación ciudadana" (57%).

El 63% de los encuestados cree que el problema del Alarde "no afecta o afecta poco a la convivencia el resto del año", mientras que el 29% considera que afecta "mucho o bastante". Además, el 58 % piensa que en los últimos años la tensión en la ciudad en torno a este asunto ha disminuido, mientras que el 28 % percibe que sigue igual y el 5 % entiende que se ha incrementado.

Un 66 % declara que la posición de cada partido respecto a esta cuestión influirá "poco o nada" en su voto en las próximas elecciones, frente a un 23 % opina que afectará "mucho o bastante".

Respecto a la actuación de las instituciones en torno a este conflicto, el único que presenta un balance positivo es el Ayuntamiento de Irun, ya que el 48 % opina que lo ha gestionado "bien o muy bien", mientras que el 33 % cree que lo ha hecho mal o muy mal. El resto de instituciones salen malparadas, ya que su balance entre buena y mala actuación resulta negativo: -6 para el Ararteko, -14 para Emakunde, -17 para la Diputación y -20 para el Gobierno vasco.

No obstante, la mayoría de los más jóvenes -el grupo entre 18 y 29 años- cree que el Ayuntamiento ha actuado de forma negativa, mientras que los iruneses de entre 30 y 45 años son más críticos con el resto de instituciones.

El 60 % de los que han participado en el Alarde tradicional valora la actuación del Ayuntamiento, frente al 14 % de quienes han desfilado en el mixto. La institución más valorada por los integrantes del alarde mixto es Emakunde (con un 60 % que cree que lo ha hecho bien o muy buen), seguida del Ararteko (57 %).