gastronomía

Carrasco degusta en Bilbao su carne fresca de cerdo ibérico de bellota

Ofrece un menú para poner en valor un producto exclusivo en la época de la matanza

Marca de Carrasco Guijuelo, presentada en Bilbao.
Marca de Carrasco Guijuelo, presentada en Bilbao.

Carrasco Guijuelo ha hecho partícipe a Bilbao de su carne fresca de cerdo ibérico de bellota mediante un menú condimentado en el restaurante La Ribera. Después de las experiencias acumuladas en anteriores ediciones en otras capitales, la dirección de esta firma salmantina ha presentado este jueves en la capital vizcaína una parte de sus productos exclusivos de la temporada de matanza del cerdo.

Al igual que en campañas anteriores, esta presentación se ha visto respaldada por la presencia de cocineros de referencia. En este caso, la aportación de la gastronomía vizcaína ha llegado con la presencia de cocineros de los restaurantes Yandiola, Etxanobe, Porrue, además del anfitrión que elaboró del menú de un acto presentado como Leyendas&Secretos del cerdo ibérico fresco de bellota.

Esta empresa salmantina, que nació en 1895 de la mano de Francisco Carrasco y que continúa después de cuatro generaciones, ofreció de entrada una amplia degustación de su jamón de cerdo ibérico,  alimentado con bellota, que fue cortado a cuchillo. Luego, el menú tuvo como platos de referencia la presa y el secreto. En la ronda de aperitivos, la dirección de marketing de la empresa, a cargo de Francisco Carrasco, detalló las características del producto, procedente de un cerdo ibérico de raza propia en el que vienen trabajando con un intenso programa de innovación.

Guiados por un proceso de calidad a partir de la creación de una raza propia y de un matadero particular, han liderado la creación de la Denominación de Origen de Guijuelo. Carrasco detalló la crianza en una dehesa durante 18 meses antes de proceder a la matanza, que da paso a esta degustación de la carne fresca de cerdo ibérico.

Restauradores de Bilbao respaldan la aportación de esta firma de Guijuelo

Aunque su proceso sigue siendo artesanal, Carrasco dispone del reconocimiento del ISO 9000 como certificado de calidad, que ha influido decisivamente en la conquista de su presencia internacional en 18 países. A su vez, también ha dispuesto de delegaciones nacionales en Madrid, Barcelona y País Vasco.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS