Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro centros académicos refundarán el instituto López Piñero

Se convertirá en un centro interuniversitario e interdisciplinar tras la salida del CSIC

El Instituto de Investigación López Piñero se extinguió el pasado lunes como centro de investigación mixto de la Universitat de València y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), tras denunciar éste el convenio que lo sustentaba. Cuatro universidades se proponen recuperarlo, según se prevé en el informe que el rector, Esteban Morcillo, hará este lunes en el Consejo de Gobierno.

 El centro de investigación fundado hace décadas por el ilustre médico e historiador José María López Piñero se convertirá así, tras un proceso que puede durar más de un año, en un instituto interuniversitario e interdisciplinar que implicará, amén de la universidad matriz, a las de Castellón, Elche y Alicante. El nuevo proyecto científico, que deberá ser avalado por la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva, pretende ampliar las áreas de conocimiento con historia de la ciencia, biblioteconomía y documentación, periodismo, lingüística, comunicación audiovisual y patrimonio científico, así como traducción médica y científica.

“Entre tanto, la Universitat de València lo mantendrá vivo y abierto de forma transitoria”, garantiza Campins. La normativa, aclara, deja las puertas abiertas a esa posibilidad, mientras se formaliza el nuevo proyecto. La Facultad de Medicina de esta universidad se encargará de la parte administrativa hasta que se constituya el instituto interuniversitario.

La sede del instituto permanecerá abierta el Palau de Cerveró, un inmueble del siglo XVIII restaurado en el centro de Valencia, que acoge la biblioteca historico-médica y la colección cientifico-médica de la universidad. “No va a afectar en nada a la actividad cultural y el programa expositivo, que está cerrado y proseguirá en 2015 y 2016”, asegura Antonio Ariño, vicerrector de Cultura. La exposición permanente y los talleres siguen su curso y hay tres exposiciones temporales programadas en su sede.

El CSIC contaba con cuatro investigadores, incluida la directora, y 10 técnicos en el centro, que seguirán trabajando para el consejo. “Nos hemos salido por responsabilidad”, puntualiza su coordinador en la Comunidad Valenciana, José Pío Beltrán. “Si la universidad es capaz de plantear un centro de excelencia en el futuro, podríamos reconsiderar nuestra participación”, asegura.