El PP se da hasta 2016 para acabar con los largos viajes de enfermos en Lugo

Los populares recortan la iniciativa ciudadana contra la discriminación de los pacientes de Lugo

Promotores de la iniciativa con el diputado socialista Santín (en el centro)
Promotores de la iniciativa con el diputado socialista Santín (en el centro)Óscar Corral

Lugo contará con servicios de hemodinámica, radioterapia y medicina nuclear, lo que evitará desplazamientos y retrasos en la atención urgente que sufren cientos de lucenses, discriminados con respecto a los ciudadanos del resto de provincias. Pero no será ni como ni cuando querían las 43.000 personas que con sus firmas se lo pidieron al Parlamento a través de una iniciativa legislativa popular. La mayoría absoluta del PP aprobó ayer una ley considerablemente recortada con respecto a la pretensión original de sus promotores. Los nuevos tratamientos médicos tardarán el doble de tiempo de lo previsto en estar implantados y la ley no garantiza que vayan a ser iguales a los del resto de provincias. Mientras, pacientes de localidades como A Fonsagrada deben seguir desplazándose en viajes de más de dos horas hasta A Coruña para recibir allí los tratamientos para dolencias como el cáncer.

La iniciativa legislativa popular original reclamaba “que todas las provincias gallegas dispongan de un servicio de hemodinámica 24 horas, radioterapia y medicina nuclear”, pero la ley aprobada ya no habla de unidades específicas sino de “procedimientos de hemodinámica, radioterapia y medicina nuclear”, cayéndose también de la primera especialidad la referencia temporal. Esa era una cuestión clave para los promotores de la ley, quienes sostienen que los desplazamientos de pacientes con infarto agudo de miocardio hasta A Coruña o Santiago, y el retraso en su atención que ello supone, son “la causa de que Lugo sea la provincia con mayor índice de mortalidad” por esa dolencia. Según sus cifras, las mil intervenciones anuales que genera la provincia justificarían la existencia de un servicio propio en la ciudad. El texto original también pedía “la prestación de estas especialidades en igualdad de condiciones para toda la ciudadanía”, pero la ley aprobada ha cambiado la palabra “igualdad” por “equidad”.

En cuanto a los plazos, la propuesta ciudadana pedía que la hemodinámica estuviese activa en un máximo de seis meses mientras que para radioterapia y medicina nuclear se planteaba un año. El texto aprobado por el PP amplía ambos plazos y los fija en 18 meses, por lo que ambos servicios podrían no estar funcionando hasta julio de 2016. Para entonces, hará tres años que los promotores de la iniciativa presentaron en el Parlamento, en julio de 2013, las 43.000 firmas que avalaron la petición, el triple de las necesarias. Por el camino, el PP ha cambiado tanto el texto original que la exposición de motivos que antes criticaba la discriminación de los lucenses ha pasado a elogiar el “esfuerzo” de la Administración y lo “rápida y eficaz” que es la asistencia que ofrece.

“Nacer en Lugo es una desgracia”, decía ayer Jesús Vázquez, presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Lugo, una de las impulsoras de la iniciativa popular, que considera “desvirtuada” por el PP. Vázquez recordó la unanimidad de todo el Parlamento que recabó la propuesta ciudadana cuando se presentó y lamentó que haya sido rebajada considerablemente. “Podemos infartar, según el PP, de ocho a tres, y seguimos sin hemodinámica por la tarde y por la noche”, ejemplificó el portavoz vecinal, quien también destacó que “hay enfermos que hacen todos los días más de 400 kilómetros, 12.000 kilómetros en total para tratarse de un cáncer”. El líder vecinal recordó que, en 2011, al inaugurar el nuevo hospital, Feijóo “dijo que en tres meses tendríamos licitados los tres servicios”. “El presidente no tiene palabra”, sentenció. La postura del PP la defendió el ourensano Miguel Santalices, portavoz sanitario, quien negó que haya más mortalidad en Lugo. Justo antes de la votación el líder del PP lucense, el también diputado Jaime Castiñeiras, intentó justificar su apoyo a la ley reformada, lo que provocó un revuelo general que interrumpió el pleno.“Seguiremos luchando”, prometió ayer el portavoz vecinal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50