Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevo frente judicial para la familia Crespo por blanqueo de capitales

El juez abre otro juicio al hermano del exalcalde de Manises por blanqueo de capitales

El exalcalde de Manises, Enrique Crespo, tras una de sus comparecencias ante el juzgado del 'caso Emarsa'.
El exalcalde de Manises, Enrique Crespo, tras una de sus comparecencias ante el juzgado del 'caso Emarsa'.

El juez Vicente Ríos ha abierto este lunes juicio oral contra Carlos Crespo, hermano de Enrique Crespo quien, entre otros cargos fue alcalde de Manises con el PP. El nuevo frente judicial se basa en un supuesto delito de blanqueo de capitales: el magistrado, la fiscalía, la Abogacía de la Generalitat y la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi) creen que el acusado contribuyó a lavar el dinero desviado de la quebrada Empresa Municipal de Aguas Residuales (Emarsa) mediante operaciones bancarias en Andorra.

Se da la circunstancia de que hace unos días el mismo juez sentó en el banquillo a los hermanos Crespo Calatrava y a sus padres por haber ocultado supuestamente un premio de 12,3 millones de euros del segundo premio de la Lotería de Navidad de 2011. El motivo de tal acción habría sido, según apuntó el juez al dar por terminada la investigación, evitar que el premio presuntamente ganado por el exalcalde le fuera embargado por la justicia, que lo ha señalado como uno de los principales responsables del fraude de Emarsa.

Ríos, que ha investigado el grueso del llamado caso Emarsa, así como las múltiples piezas separadas a las que ha dado lugar desde que los socialistas valencianos denunciaron los hechos en 2010, cree que antes del premio de lotería, Carlos Crespo ya ayudaba a su hermano a esconder fondos. El magistrado mantiene, de manera indiciaria, que Carlos Crespo habría ejecutado ese papel entre 2004 y 2008. Y que en 2007 transportó 60.000 euros en efectivo a Andorra que depositó en una cuenta corriente. En los meses siguientes siguió haciéndolo hasta sumar 350.000 euros ingresados siempre en metálico.

Como indicio del origen ilícito de ese dinero, el magistrado ha destacado que no procedía "de su trabajo, ni de sus cuentas en España y en modo alguno el imputado ha justificado la procedencia" del mismo. Carlos Crespo afirmó que los fondos procedían de Museco, una sociedad de la que era administrador único. Pero el magistrado no ha creído la explicación y ha resaltado que la empresa no declaró durante esos años ni los anteriores actividad económica, ni presentó declaraciones de IVA ni estuvo dado de alta en el Impuesto de Actividades Económicas.

La fiscalía, que ya pidió cuatro años de cárcel para Enrique Crespo y tres para sus padres y su hermano por el asunto de la lotería (un supuesto delito de alzamiento de bienes), solicita ahora que Carlos Crespo sea condenado a tres años de prisión y que abone una multa de 700.000 euros.

La Abogacía de la Generalitat reclama tres años de cárcel y 350.000 euros de multa y Emshi, la misma pena de prisión y 700.000 euros de multa.