Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL RETO SOBERANISTA DE CATALUÑA

Mas busca el apoyo de los soberanistas para evitar elecciones inmediatas

Los partidos proconsulta intentarán pactar una hoja de ruta

Artur Mas ha decidido tomar la iniciativa para que la situación de bloqueo político provocada por la suspensión de la consulta catalana no se lleve por delante a su Gobierno. El presidente de la Generalitat se reunió ayer por separado con los responsables de todos los partidos que apoyan la hoja de ruta soberanista (CiU, ERC, ICV y la CUP) para intentar conservar la unidad de acción en una estrategia que se basa en mantener que la consulta se celebrará pese a la suspensión acordada por el Tribunal Constitucional. “No rectificaré en la voluntad de que el pueblo catalán pueda decidir su futuro”, aseguró en el Parlamento catalán horas antes de iniciar la tanda de reuniones. El objetivo era preparar una cumbre con todas las formaciones para este viernes.

A pesar de que la posición oficial del Gobierno catalán y de Convergència i Unió es que las elecciones no se contemplan en este momento, Mas volvió a admitir ayer en sede parlamentaria que el futuro inmediato de la política catalana no está solo en sus manos. Reiteraba así la advertencia que ya lanzó semanas atrás: que convocaría elecciones anticipadas si se rompía la unidad de acción que ha habido hasta ahora entre las fuerzas soberanistas.

De hecho, los asesores de Mas en el Consejo de Transición Nacional le advirtieron hace meses de que, llegada la situación actual, la salida más lógica sería convocar unas elecciones catalanas e intentar darles un carácter plebiscitario sobre la independencia. Esta idea no genera consenso entre las cuatro formaciones políticas. Iniciativa y la CUP lo rechazan abiertamente porque entienden que ahora solo debe hablarse de la consulta. ERC, que encabeza las encuestas sobre intención de voto, tampoco quiere comicios de forma inmediata porque cree que se quedaría lejos de la mayoría absoluta y, por lo tanto, tampoco podría aplicar un programa claramente independentista.

El soberanismo solo ve un escenario de unas elecciones a corto plazo si Convergència y Esquerra Republicana logran pactar la lista unitaria que ya trataron de negociar, sin éxito, en las últimas elecciones europeas. Hoy por hoy no hay ninguna señal de que esta lista esté ya acordada, especialmente por el rechazo frontal de Unió Democràtica. De ahí que tanto CiU como ERC sigan asegurando que la celebración de la consulta es el único escenario factible.

Mas busca el apoyo de los soberanistas para evitar elecciones inmediatas

Mas se esforzó ayer para trabar este discurso. Fuentes de los partidos favorables a la consulta aseguraron que el presidente les garantizó en las reuniones que quiere llegar hasta el final. También afirmó que confía en una rápida sentencia del Tribunal Constitucional sobre la ley de consultas y el decreto de convocatoria de la votación, que ahora solo están suspendidos de forma cautelar. La CUP y ERC le exigieron firmeza en defensa de la votación. Joan Herrera, jefe de filas de Iniciativa per Catalunya, le pidió que detalle “hasta cuándo es posible mantener la consulta” en el actual escenario.

No rectificaré en la voluntad de que el pueblo catalán decida", afirma el presidente de la Generalitat

También ayer la Generalitat presentó las alegaciones para pedir al Constitucional el levantamiento de la suspensión de la consulta. En sus apelaciones, el Gobierno catalán solicita que se revoque la suspensión de los “preceptos legales impugnados”, así como de los “actos y resoluciones que se hayan podido dictar en aplicaciones de los mismos”. El objetivo es poder continuar con la organización y difusión del referéndum del 9 de noviembre. Para ello citan la sentencia del alto tribunal sobre la declaración de soberanía del Parlament que reconocía la “legitimidad” del “derecho a decidir”. “El propio Tribunal Constitucional, aludiendo al Tribunal Supremo de Canadá, ha reconocido en la Sentencia 42/2014 la legitimidad del derecho a decidir en tanto que libre manifestación de aspiraciones políticas a las que solo puede llegarse mediante un proceso ajustado a la legalidad constitucional”, señala la Generalitat. El Parlamento de Cataluña ha presentado alegaciones en el mismo sentido.

Más allá de la ofensiva jurídica, los gestos políticos del bloque soberanista se mantienen. El objetivo es transmitir la idea de que el referéndum sigue en pie y que, por lo tanto, se debe hacer campaña. En este sentido, Convergència Democràtica presentará hoy una campaña en la que defiende no solo la consulta, sino el sí a la independencia. El sábado, cerca de 800 alcaldes [de un total de 947] apoyarán la consulta en un acto en la Generalitat.

Los Mossos impiden por segunda noche consecutiva las protestas ante la sede de la Delegación del Gobierno

Otros grupos están organizando protestas de todo tipo. Las últimas dos noches varios colectivos juveniles han intentado acampar frente a las oficinas de la Delegación del Gobierno en Cataluña como medida de protesta por la suspensión del referéndum. Los Mossos d’Esquadra actuaron con rapidez para evitar esta protesta. Ayer por la noche se volvió a repetir la escena y de nuevo los la policía catalana impidió la acampada.

Una plataforma estudiantil convocó ayer dos días de huelga en las universidades e institutos de Cataluña. Estudiantes 9-N llamó a la movilización para el 7 y 8 de octubre bajo el lema Paralicemos las clases, activemos la democracia. En un comunicado justifican así su apoyo a la consulta: “Es solo el primer paso para seguir el camino de poder decidir sobre el resto de aspectos de nuestras vidas, también en educación”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información