Los escándalos de Vaersa y la imputación de su director ponen en apuros a Bonig

PSPV y EUPV exigen en Cortes una comisión de investigación

Los escándalos de la empresa pública Vaersa se han convertido en el primer obstáculo serio de la consejera de Infraestructuras y número dos del PP valenciano, Isabel Bonig. La detención y posterior declaración como imputados en un supuesto delito de malversación del director de Vaersa, Enrique Simó, y su antecesor Felipe Espinosa en el juzgado de instrucción número 15 de Valencia ha colocado a la consejera en el disparadero.

Bonig, que como responsable de Infraestructuras es presidenta del consejo de administración de Vaersa, evitó ayer aplicar la línea roja contra la corrupción del presidente de la Generalitat —que no admite imputados en la Administración valenciana— para ganar tiempo en un cese que fuentes del Consell dan por hecho. “Confío en la inocencia de las dos personas, pero especialmente en la que conozco que es Enrique Simó”, afirmó Bonig, que reiteró su disposición a colaborar con la justicia y añadió que ya “se han tomado medidas para acabar con esta situación”.

Simó y Espinosa, tras prestar ayer declaración, quedaron en situación de libertad provisional con la obligación de presentarse periódicamente en el juzgado y con los pasaportes requisados. La policía había requisado el día anterior distinta documentación en la sede de Vaersa.

Entre las cuestiones que se investigan figura la compra millonaria de vehículos todoterreno sin concurso público y la contratación de varias asesorías externas.

El diputado socialista Francesc Signes anunció ayer que su grupo solicitará una comparecencia en el pleno de las Cortes para pedir explicaciones a Bonig y la creación de una comisión de investigación sobre Vaersa. “Bonig ha de dar la cara, porque en el consejo de administración está toda la plana mayor de la Consejería de Infraestructuras y Medio Ambiente”, explicó Signes, que recalcó que ni la consejera ni el presidente de la Generalitat pueden “ponerse de perfil”.

Esquerra Unida también se sumó a la petición de crear una comisión de investigación parlamentaria y recalcó, igualmente, que las responsabilidades políticas afectan a todos los consejeros desde el fallecido José Ramón García Antón hasta la actual titular.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Vaersa, con el PP, ha estado bajo la responsabilidad de García Antón, Rafael Blasco, Esteban González Pons y Juan Cotino. La empresa se ha visto involucrada en varios escándalos como la contratación con empresas de la trama Gürtel o la redacción de informes de impacto ambiental que correspondía realizar a funcionarios.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS