Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
nuevo estatus

El Parlamento ratifica el derecho a la autodeterminación que declaró en 1990

Egibar asegura que "no es un ejercicio de unilateralidad, tendrá que ser negociado"

Pello Urizar, de EH Bildu, durante el pleno de este jueves
Pello Urizar, de EH Bildu, durante el pleno de este jueves

24 años después de que el Parlamento se posicionara a favor de la autodeterminación, el Legislativo ha ratificado uno de los puntos que en 1990 aprobó la Cámara entonces, que señala que "el Parlamento ratifica y problama que Euskal Herria tiene derecho a la autodeterminación y que este derecho reside en la potestad de sus ciudadanos para decidir libre y democráticamente su estatus político, económico y cultural, bien dotándose de un marco político propio o compartiendo, en todo o parte, su soberanía con otros pueblos".

El debate, impulsado por el parlamentario de EH Bildu Pello Urizar, secretario general de EA, ha sido puesto en la agenda de plenos por la coalición casi cuatro meses después de haberla presentado y a diez días de que la plataforma Gure Esku Dago realice una cadena humana que pretende unir 123 kilómetros que separan Pamplona y Durango el 8 de junio. Y ha contado con los apoyos de PNV y EH Bildu, así como el rechazo de PSE, PP y UPyD. Estos últimos partidos han mostrado su "preocupación" ante la postura peneuvista. Una inquietud que ha mostrado especialmente el PSE, que apoya al Gobierno en el terreno socioeconómico y ha recordado a Iñigo Urkullu su minoría y la necesidad de sus votos para tener un presupuesto.

Entonces, hace 24 años, la izquierda abertzale, con HB, acudió a un pleno por segunda vez en su historia y participó en el debate, pero sus trece parlamentarios abandonaron el salón de plenos y no participaron en la votación. EA formaba parte entonces del Gobierno, de la mano del PNV, y votó a favor de aquella resolución con los peneuvistas y con Euskadiko Ezkerra, hoy en el PSE. Los efectos prácticos de la resolución, como ocurre en tantas y tantas ocasiones con los pronunciamientos parlamentarios, fueron nulos. El portavoz del PNV, Joseba Egibar, ha sacado a relucir el diario de sesiones para recordar a Urizar que Iñigo Iruin, entonces portavoz de HB, aseguró que esa resolución llevaba a un "ejercicio de malabarismo". Egibar ha hecho varias referencias al presidente de Sortu, Hasier Arraiz, al que ha acusado de "camuflarse" y no bajar a la tribuna a debatir. "El texto es nuestro", ha dicho el portavoz peneuvista sobre la iniciativa de EH Bildu, que antes de terminar el debate ha matizado que el contenido de la resolución "no es un ejercicio de unilateralidad, tendrá que ser negociado".

El PSE muestra su "preocupación" ante el sentido de voto del PNV y le recuerda que gobierna en minoría

.

La coalición ha planteado el debate de la autodeterminación como un ejercicio de democracia. “La decisión es soberana, decidir es democracia y no hay democracia sin decisiones libres”, ha resaltado Pello Urizar. El parlamentario de la coalición abertzale ha reconocido que el derecho a decidir no está recogido en la Constitución española ni en la francesa, pero ha destacado que tampoco está recogido en la legislación del Reino Unido, que ha consensuado con Escocia la consulta, que se celebrará en septiembre con una fórmula distinta a la de la consulta catalana. Hay tratados internacionales que recogen el derecho a decidir, ha añadido, a lo que el PP les ha respondido que los tratados hablan de no romper estados democráticamente creados y se refiere a colonias o a regiones dominadas. Tras las críticas que ha recibido, Urizar ha señalado que "la realidad jurídica no puede ser argumento para frenar a la voluntad de la mayoría de la cidudadanía, las leyes se adaptan".

Los socialistas han denunciado que la iniciativa ha sido presentada para “enganchar” al PNV hacia la autodeterminación en contra de la ponencia de autogobierno, en la que ayer empezaron a comparecer expertos para analizar cómo actualizarlo. Su portavoz José Antonio Pastor ha abogado por un acuerdo "amplio" entre formaciones y ha tendido la mano al PNV. Egibar también ha apostado por la ponencia de autogobierno, pero al mismo tiempo ha recordado a los socialistas que una parte de su formación apoyó la iniciativa de autodeterminación de 1990.

El popular Borja Sémper ha ahondado en el argumento de los socialistas y ha pedido al PNV que evite las "presiones" de la izquierda abertzale en materia soberanista. Sémper ha vuelto a mostrar su cansancio por volver a debatir sobre esta cuestión y ha asegurado que la ciudadanía no está interesada por este debate sino por la solución de sus problemas. "Perdemos la conexión con la realidad, señor Egibar", ha espetado al portavoz peneuvista, "¿cuál es el día después de esto?".

UPyD ha insistido en que el derecho a decidir es una “falacia” y ha advertido de que elevará su “contundencia política” contra el PNV si este respaldaba la autodeterminación. Gorka Maneiro ha puesto el foco en el voto del lehendakari, Iñigo Urkullu, “esto debiera tener consecuencias políticas inminentes”, ha señalado.