Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bildu dice ahora que el PNV no dio un trato de favor a la Kutxa

La diputada de Hacienda de Gipuzkoa matiza las acusaciones contra dos cargos

La diputada de Hacienda de Gipuzkoa, Helena Franco, ha evitado este lunes  vincular los 27 millones que las arcas forales tienen que devolver a Kutxa a una gestión política permisiva con la caja de los anteriores gobiernos del PNV. El Supremo, en un fallo fechado a comienzos de marzo, sentenció que la Hacienda foral debe devolver tal cantidad a la caja, ahora integrada en Kutxabank.

El Tribunal consideró que la institución, que obligó a la caja a reintegrarle 21 millones por unos beneficios fiscales que Hacienda atribuyó a un “fraude de ley”, no podían ser reclamados por la Diputación porque la misma había inspeccionado a Kutxa y no le había alertado de que pudiera estar cometiendo algo irregular. Hacienda, por tanto, debe devolver ahora los 21 millones que en su día reclamó más otros seis por los intereses de demora.

La Kutxa, como ha detallado Franco en la Comisión de Hacienda de las Juntas Generales del territorio, creó en 1997 junto a la Caixa y Caixa Cataluña una sociedad, Repinves, a través de la cual las tres entidades gestionaban las acciones que cada una de ellas tenían en Repsol. La creación de la sociedad tenía por objeto, según Hacienda, beneficiarse exclusivamente de unas ventajas fiscales, que posteriormente los técnicos del Departamento consideraron contrarias a la ley.

Franco, a diferencia de la portavoz foral, Larraitz Ugarte, ha desvinculado  el entuerto de la gestión de los anteriores gobiernos forales del PNV. La diputada de Hacienda ha precisado en su intervención que las inspecciones ordinarias que se efectuaron sobre Kutxa siguieron “los procedimientos habituales”, sin injerencias de ningún cargo o responsable político.

Ugarte, precisamente, deslizó en una comparecencia el pasado 25 de marzo la posibilidad de que los dirigentes del PNV hubieran intercedido a favor de la caja en 2001, cuando se revisaron las cuentas de la entidad correspondientes a 1996, 97 y 98. En concreto, Ugarte citó al exdirector de Hacienda y exsenador del PNV, Víctor Bravo, inmerso en un procedimiento judicial por un presunto fraude, y al exdiputado general, Román Sudupe. Franco, no obstante, ha precisado que las dudas que planteó Ugarte “estaban en la cabeza de todos”.