Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un recurso retrasa el plan de ahorro farmacéutico para los hospitales

Un tribunal anula los pliegos del concurso para el suministro de fármacos

Un empleado con medicamentos de una cooperativa farmacéutica andaluza. Ampliar foto
Un empleado con medicamentos de una cooperativa farmacéutica andaluza.

Un recurso de la patronal de la industria farmacéutica Farmaindustria va a retrasar el último plan de ahorro de la Consejería de Salud para el gasto farmacéutico en los hospitales. El Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía ha anulado las licitaciones y los pliegos del concurso de los equivalentes terapéuticos aprobado el pasado verano y con el que la Junta esperaba ahorrar entre ocho y diez millones de euros al año.

El tribunal ha estimado parcialmente un recurso de Farmaindustria y obliga al Servicio Andaluz de Salud (SAS) a redactar un nuevo pliego de condiciones al entender que los criterios de adjudicación no se ajustan a derecho. La resolución, fechada el 12 de marzo, insta a Salud a eliminar del pliego una serie de criterios que la Junta incluía en la baremación del concurso, como la forma de presentación, el envasado y las características galénicas del medicamento. Según el tribunal, estas condiciones vulneran los principios de igualdad de trato de los laboratorios que quisieran participar en la subasta porque no está valorando estos criterios sobre un mismo principio activo sino sobre principios activos diferentes que la Junta considera equivalentes para tratar una determinada enfermedad.

Esa es la base de la medida de ahorro aprobada por el SAS: seleccionar grupos o conjuntos de medicamentos que no son idénticos en su composición química, pero que tienen una actividad terapéutica similar y, por tanto, se pueden usar para tratar una misma dolencia. Por ejemplo, para combatir la acidez gástrica se pueden emplear distintos principios activos, como el esomeprazol, el omeprazol o el pantoprazol. El SAS sacó a licitación 22 lotes de principios activos con la intención de seleccionar en cada lote un medicamento para una indicación terapéutica concreta.

La medida ha sido recurrida no solo por Farmaindustria, sino también por otras asociaciones empresariales y de pacientes. Todas entienden que la Junta no puede establecer equivalencias terapéuticas entre distintos principios activos. Sobre esta cuestión no se pronuncia el tribunal, que recuerda que su competencia se limita a comprobar si la redacción de los pliegos infringe o no la normativa de los contratos públicos. “La respuesta a si determinados principios activos que se han de suministrar son equivalentes o no, es una cuestión técnica y no jurídica”, advierte el dictamen.

La decisión puede ser recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), pero fuentes de la Consejería de Salud señalaron que se va a acatar el dictamen y se va a redactar un nuevo pliego en el que se eliminarán los criterios anulados. Estas fuentes aseguraron que la resolución no tumba la medida, solo la “ralentiza” al obligar a licitarla de nuevo.

Farmaindustria, por su parte, sí que está estudiando recurrir el dictamen, que le da la razón parcialmente. “Aunque la resolución admite que, desde el punto de vista de la contratación administrativa, se pueden utilizar diversos criterios de formación de lotes, entre ellos, el de igual indicación, ello no implica que los principios activos que se enumeran en un lote se consideren equivalentes o intercambiables, sino solo que responden a una misma indicación terapéutica”, advirtieron estas fuentes.

Más información