Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eugènia Broggi deja Grup 62 para crear L’Altra Editorial

Anagrama abrirá una línea en catalán para recoger sus antiguas coediciones con Empúries

James Salter, apuesta de L’Altra Editorial. Ampliar foto
James Salter, apuesta de L’Altra Editorial.

“Un día me di cuenta de que había perdido el respeto por mi propio trabajo, me olvidé de la importancia y el sentido de cada libro publicado y ya no me importaba hacer libros simplemente para poder facturar mucho”. Ese día maduró en otro de junio del año pasado, cuando Eugènia Broggi (Barcelona, 1974) decidió abandonar Grup 62, donde ejerció de editora desde 2004 de sellos como Empúries, Labutxaca y El Aleph. “No me supe adaptar al ritmo que imponía Planeta”, resume. Pero ni medio año ha pasado sin que haya reaparecido, aunque ahora dueña de su propio sello: L’Altra Editorial.

Con un búho como logotipo que evoca el que publicitariamente luce en lo alto del paseo de Sant Joan con la Diagonal de Barcelona donde ella vive, pero que también simboliza por ahora “tanto la proximidad como las cosas pequeñas” y el hecho de que su aventura es unipersonal, el proyecto se define rápido en lo material. A saber: L’Altra Editorial, a razón de una docena de títulos al año, con tiradas cortas de 1.500 ejemplares, básicamente sólo narrativa (“es lo que se hacer”) y en una única colección, apostará tanto por autores catalanes como extranjeros, en su mayoría jóvenes (“vamos a favor de la literatura actual”) o, como mucho, “clásicos contemporáneos de de hace 20 o 30 años”. Los primeros títulos hasta mayo ratifican la apuesta: L’última nit, los relatos del ahora al alza James Salter (“es el típico autor que me hubiese costado hacer en Grup 62”), i Els nois, de Toni Sala, serán los dos primeros títulos de febrero, al que se añadirá el joven ganador menor de 30 años del premio Documenta de este año (que se fallará esta misma semana). Les seguirán Barba xopa de sang, de Daniel Galera, una apuesta de la revista Granta entre las promesas brasileñas, y la última obra de la autora de Tenemos que hablar de Kevin, Lionel Shriver, El germà gros.

La propuesta más intangible de L’Altra Editorial pasa, según su editora, por “conquistar un público que habla y escribe en catalán pero que lee en castellano; hay un desequilibrio entre la calidad de lo que se edita en catalán y su visibilidad”, cree Broggi, que admite que “en catalán en muchos casos se están haciendo cosas más comerciales que literarias”. Su cálculo pasa porque L’Altra Editorial “no venda mucho pero sí lo suficiente”, a partir de una editorial de tamaño mediano, algo que, cree, tiene pleno sentido tras dos décadas de globalización que han provocado que la gente aprecie “volver a cosas pequeñas, a la personalización, a saber quién está detrás de las cosas”. En su opinión, “el Grup 62 se ha hecho más pequeño y hay unos autores y libros que se dejarán de hacer; eso explica que haya sitio para un par de editoriales medianas y un buen catálogo de sellos pequeños”. Un veterano y recién jubilado como Xavier Folch, que apoya el proyecto de su exdiscípula en Empúries, defiende convencido de que “hay espacio para las editoriales pequeñas, más creativas porque no han de dedicar tanto tiempo a la parte del negocio como hacen las grandes”.

Anagrama, en catalán

Broggi, nieta del popular médico Moisès Broggi, editará en principio sólo en catalán porque “la difusión de autores de aquí para el resto del Estado en castellano es compleja, cuestiones políticas aparte”. Ella era, en cambio, el engarce entre Empúries y Anagrama en la coedición catalana de algunos de los títulos que publicaba Jorge Herralde, para quien Broggi fue lectora entre 2002 y 2004. Ahora, Herralde abrirá una línea de edición sólo en catalán, con diseño propio, donde tendrá cabida al menos esa media docena de libros, evocando quizá aquel L’ofici de viure de Cesare Pavese, que tuvo el honor de figurar entre los tres primeros títulos de la editorial en abril de 1969 e inauguró la efímera colección Textos, sólo en catalán, y que en 1970 dejaría de publicar tras apenas cinco títulos. Ahora, la última novela de Amélie Nothomb, Barba azul, estrenará la nueva colección a principios de febrero.