_
_
_
_
_

Erkoreka: la futura ley del aborto responde a un “cálculo electoral”

Euskadi no recurrirá ante el Constitucional la futura ley El Parlamento rechazó en octubre la reforma legal por la "regresión" que se preveía en ella EH Bildu exige a Urkullu que desobedezca la normativa en cuanto sea aprobada

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha rechazado la posibilidad de recurrir la nueva ley del aborto ante el Tribunal Constitucional, como ya ha planteado la Junta de Andalucía, y ha apostado por emplear esta vía únicamente las cuestiones relacionadas con la invasión del autogobierno vasco. Es la postura que mantendrá el Ejecutivo autonómico ante un proyecto de ley que, pese a esa negativa a recurrir, considera “un paso atrás francamente incomprensible” porque la que hoy en día está en vigor “tenía un importantísimo consenso social”.

El portavoz ha asegurado esta mañana, a preguntas de los periodistas al término de la reunión semanal del equipo de Iñigo Urkullu, que el Gobierno central actúa “en contra de la inmensa mayoría de los grupos” y de manera que se “reabre una cuestión socialmente encauzada, resuelta”. La nueva ley, que entre otras cuestiones dificulta las interrupciones de embarazo por malformaciones en el feto, presentada el viernes por el ministro Alberto Ruiz Gallardón es un movimiento “desde el punto de vista de cálculo electoral, de oportunismo político”.

Pese a referirse a la ley como un retroceso, Erkoreka ha evitado entrar al detalle de esta y valorar si los cambios que se introducen supondrán en la práctica una situación de indefensión en las mujeres o si les obligará a acudir al extranjero a abortar. El portavoz se ha limitado a señalar que este hecho “se puede producir”, pero se ha ceñido a realizar una “valoración inicial”, como la que su Gobierno ya realizó la pasada semana cuando se difundieron tras el Consejo de Ministros los detalles de la futura ley.

Las palabras del Gobierno no contentaron a EH Bildu, que a través de su parlamentaria Lur Etxebarria reclamó al lehendakari que opte por "desobedecer" la reforma de la ley del aborto como una "respuesta del mismo calibre" a la modificación legal que se retrotrae a "tiempos del franquismo". Etxebarria denuncia en un comunicado que el PP trata a las mujeres como "mejores de edad, inmaduras e irresponsables".

El Parlamento aprobó en octubre, ante el temor de la reforma legal anunciada por el Gobierno central, una iniciativa impulsada por el PSE en la que la Cámara defendió el "derecho a la maternidad libremente decidida" y que las mujeres "decidan sobre su embarazo". El Legislativo vasco, con los votos de todos los partidos con representación en él salvo el PP, recordó la "aconfesionalidad" y rechazó "cualquier injerencia" de "ninguna moral". Por todo ello, se mostró "contrario a la reforma", por entonces únicamente anunciada por el ministro Gallardón, y la "regresión" que se preveía a través de ella.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_