El Gobierno regional pone a la venta la empresa de gestión de residuos

Gedesma prevé un ligero aumento de sus beneficios a 801.000 euros en 2014 La compañía tiene un presupuesto de 15,8 millones y 30 trabajadores

Proceso de selección en la planta de clasificación de envases de Pinto.
Proceso de selección en la planta de clasificación de envases de Pinto.

La empresa pública Gestión y Desarrollo del Medio Ambiente de Madrid (Gedesma), dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, está en venta. La compañía, con un presupuesto de 15.861.690 euros previsto para 2014 —16,5 millones en 2013— y una plantilla de 30 trabajadores (eran 42 en 2011) que percibirán 100.000 euros en salarios (1,1 millones), es la encargada del desarrollo, construcción, gestión y explotación de las instalaciones de tratamiento de residuos en la región. Se da la circunstancia de que la consejería que dirige Borja Sarasola disminuirá en 2014 las ayudas a la recogida de residuos unos 800.000 euros, pasando de 11,62 millones a 10,84. Las infraestructuras de tratamiento de residuos perderán a su vez un millón, quedándose en 1,3 millones.

11,2 millones menos en entes públicos

La Comunidad calcula que ahorrará 11,2 millones en 2014 con la eliminación de la Academia de Policía Local y otras decisiones, como la venta de Gedesma o la decisión del Gobierno de Ignacio González de dejan de realizar aportaciones a empresas como Turmadrid.

La Academia de Policía ha contado con 2,3 millones para el presente curso, la mitad que en 2012 (5.034.317 euros). Con un personal de 37 empleados, las pérdidas previstas para este año son de 2,48 millones, por los 3,85 del ejercicio anterior.

El presupuesto de Turmadrid el próximo ejercicio es de 3,64 millones. El importe neto de la cifra de negocio baja vertiginosamente en 2014, con 289.256 euros por los 4,6 millones estimados para este año. La razón se debe a que los cuatro millones de la prestación de servicios se quedan a cero. La estimación del Ejecutivo madrileño es que Turmadrid pierda 51.247 euros para final de año. Las previsiones para el ejercicio futuro es que las pérdidas sean de 151.750 euros. La empresa no dispone de plantilla. “Para el cumplimiento de sus fines, la empresa realizará la gestión cultural a través de contrataciones con empresas del sector”, se explica en las cuentas de 2014.

El Ejecutivo regional sostiene que tiene varias ofertas sobre la mesa de firmas interesadas en la experiencia de Gedesma. Una experiencia que emplearían para acceder a mercados como el latinoamericano. Según reconoce el ente, entre sus objetivos de cabecera está “ser sostenible y generar beneficio”, exportando su “experiencia, conocimiento y gabinete técnico, así como tareas de emprendimiento”. Entre sus planes también figura ser “la herramienta de asistencia técnica y de gestión para las entidades locales”. El importe neto de la cifra de negocio de la firma es de 17,9 millones de acuerdo con las estimaciones a 31 de diciembre, con un resultado del ejercicio de 755.548 euros de beneficio. Las previsiones para 2014 son de 18,8 millones y de 800.794 euros, respectivamente.

La estrategia a medio plazo de Gedesma se centra en desarrollar el Plan de Gestión Integrada de Residuos de Construcción y Demolición de la Comunidad para 2016. Dentro de los objetivos de la empresa para 2014 está el tratamiento y clasificación de 48.000 toneladas de residuos de envases, 800 menos que las previstas este ejercicio. La Comunidad cuenta con tres complejos para este proceso: la planta de clasificación de residuos de envases de Pinto, la de Colmenar Viejo (con una capacidad de tratamiento de 25.000 toneladas al año) y la de San Fernando de Henares (22.000 toneladas).

Al igual que ocurre con los envases, Gedesma calcula para el año que viene un descenso en el tratamiento de residuos de construcción y demolición, pasando de 300.000 a 250.000 toneladas, la inmensa mayoría de fuera de la región: en Madrid se producen del orden de seis millones de toneladas anuales de escombros que se reutilizan en la construcción de carreteras, hormigones o compuestos de jardinería.

Lo que sí aumentará, ligeramente, será el tratamiento de residuos vegetales en 200 toneladas (de 23.800 a 24.000). En concreto, este tipo de residuos son el resultado de la poda de parques y jardines. Gedesma construyó y gestiona la Planta de Compostaje de Residuos Vegetales y Lodos de Depuración situada en Villanueva de la Cañada.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

A su vez, Gedesma espera tratar más de 115.000 toneladas de residuos urbanos para separación de materia orgánica para biometanización, 5.000 menos que en 2013. La planta de biometanización y compostaje tiene una capacidad de tratamiento de 140.000 toneladas al año en un turno y produce biogás y compost. Además, recupera el 14% de materiales como plásticos, papel o metales que se destinan al reciclaje.

Entre los planes de Gedesma también se encuentra la generación de más energía: al menos 80.000 megavatios por hora (por los 73.500 de este curso), de los que se suministrarían a la red eléctrica más de 72.500: el objetivo este año es de 64.300.

Con 225.000 euros, la Memoria de Gedesma de las inversiones a realizar en 2014 es mucho más limitada que en el curso actual, en el que dispone de 2,3 millones. Gedesma destinará 100.000 euros al proyecto (500.000 este ejercicio) para descontaminar la laguna de Arganda del Rey —la intención de la Comunidad es que la balsa de chapapote esté limpia para 2020, un plan muy complejo por la acidez y toxicidad de los residuos y que contará con un presupuesto de 14,5 millones— y otros 100.000 a la mejora de las instalaciones de algunas de sus plantas.

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS