Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso insta al Gobierno a que actúe contra la avispa asiática

En el texto se reconoce que no existen medios eficientes para detener la expasión del insecto por la Península Ibérica

Ejemplar de Vespa velutina, conocida como la avispa asesina.
Ejemplar de Vespa velutina, conocida como la avispa asesina.

El Congreso de los Diputados ha aprobado hoy una proposición no de ley en la que insta al Ejecutivo central a “desarrollar y poner en funcionamiento una estrategia nacional de lucha contra la avispa asiática (Vespa velutina nigritorax)”, una especie invasora que ya se ha instalado en España y que se alimenta de otros insectos, especialmente de abejas melíferas, por lo que también se le conoce como avispa asesina. En el texto se proponen soluciones para mitigar la propagación de este insecto, pero a la vez, se reconoce que su expansión por la Península Ibérica es imparable.

La proposición ha sido aprobada por unanimidad por la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Natural. El texto, presentado por el grupo popular y en el que se advierte del “grave daño que están produciendo sobre la colmenas, tras haber perjudicado seriamente la explotación comercial de las abejas en algunas regiones del norte peninsular”, se establece como prioritario la colaboración entre los gobiernos autonómicos, así como la cooperación con otros países para realizar actuaciones conjuntas de lucha contra la avispa asiática.

Procedente de Asia, este insecto llegó a Francia en 2004, y en poco tiempo ya se había instalado por todo el sur del país. Hace tres años se detectó la primera colonia de avisa asiática en Irún (Guipúzcoa). Con una propagación de 100 kilómetros por año, según cálculos de la Generalitat de Catalunya, el insecto invasor llegó en 2011 a Castilla y León, Galicia y Cataluña, donde a finales de septiembre se detectó la primera colonia establecida. Desde entonces, el Gobierno catalán ha buscado sin éxito un nido de avispa asiática situado en una zona de la Vall d´en Bas (Girona), a pesar de que a las batidas a pie, se sumó durante un fin de semana un helicóptero equipado con una cámara térmica.

La avispa asiática no tiene enemigos naturales

Una de las principales ventajas que encuentra la avispa asiática para su propagación es que no tiene enemigos naturales. Por este motivo, varios expertos aseguran en el texto que la erradicación total del insecto es imposible y advierten de que podría estar extendida por toda la Península Ibérica en un periodo de 10 años. “Las administraciones públicas deben asumir que el control de las poblaciones de avispa asiática pasa por la colaboración interadministrativa y con las asociaciones de apicultores”.

En el texto se admite también la inexistencia de métodos de captura selectivos “eficientes”, por lo que la “única solución” pasa por descubrir una feromona que atraiga a estos insectos y así capturarlos de forma “dirigida y masiva”. Una medida criticada por Marc Solsona, diputado de CiU, que ha apuntado que en el País Vasco y en Francia se están aplicando ya métodos de captura que permiten obtener resultados” positivos”. Por ese motivo, Solsona ha insistido en la importancia de copiar esas experiencias antes de desarrollar nuevas técnicas de las que se desconoce su eficiencia. Laura Seara, del PSOE, ha criticado que la proposición no incluya dotaciones económicas.