Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL ENCAJE DE CATALUÑA EN ESPAÑA

Mas se fija unas condiciones mínimas para iniciar el diálogo con Rajoy

La Generalitat asegura que los Presupuestos de la Administración central apoyan la vía soberanista

Artur Mas, ayer a la entrada del Consell Executiu de la Generalitat.
Artur Mas, ayer a la entrada del Consell Executiu de la Generalitat.

Por si el diálogo entre el Gobierno y la Generalitat en torno al proceso soberanista que impulsa Artur Mas no fuera ya suficientemente complicado, el recorte presupuestario en infraestructuras de los Presupuestos de 2014, que en Cataluña se concreta en una reducción del 25,5%, ha añadido nuevas dificultades. La Generalitat cree que este recorte va en el sentido contrario a “los gestos de grandeza” y a la “lealtad institucional” que exigió el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Ante esta situación el Ejecutivo de Artur Mas advirtió ayer de que no se creerá la oferta de diálogo de Rajoy si no hace gestos en aspectos concretos, como el tratamiento del catalán o en la inversión en infraestructuras.

El consejero catalán de la Presidencia, Francesc Homs, aseguró tras la reunión semanal del Gobierno catalán que desde que Rajoy emplazó por carta a Artur Mas a mantener un “diálogo sin fecha de caducidad” no ha habido ninguna “novedad remarcable” fruto de los contactos. Además, se mostró muy escéptico sobre la voluntad real de que el Gobierno quiera ofrecer alternativas a la consulta soberanista que pide la Generalitat. Homs enumeró hasta cuatro ejemplos de cosas que debería hacer Rajoy para que la Generalitat se tome en serio su compromiso de diálogo. En primer lugar, pidió una rectificación de los Presupuestos para situar la inversión del Gobierno en Cataluña en una línea similar a la del conjunto de España. Además, reclamó una “rectificación” en la ley educativa para mantener el catalán como lengua vehicular. También solicitó que se retiren las impugnaciones que el Gobierno ha interpuesto contra leyes catalanas. Y que el ministerio de Economía permita cobrar el impuesto sobre depósitos bancarios que recurrió ante el Constitucional.

El Gobierno de CiU tiene escasa confianza en que el diálogo entre Rajoy y Mas sirva para desbloquear nada. Sin embargo, entienden que la única forma de justificar la vía soberanista ante los sectores moderados es poner en evidencia que el acuerdo y las soluciones pactadas son imposibles.

La Generalitat está especialmente dolida con el nuevo recorte en las inversiones. Mas sabía que no habría alegrías, pero sí esperaba algún gesto, como una inversión extraordinaria en el saturado sistema de Cercanías de Barcelona. Homs usó la falta de inversión para justificar el proceso soberanista de la Generalitat. Según él, la falta de inversión es “un argumento más” para avanzar hacia el “Estado propio”. Y no dudó en trasladar la cuestión al terreno de las emociones. “Dicen que nos quieren mucho, pero numéricamente que se ve que esta pasión no va a ninguna parte. Si esta es la forma de querernos que tienen, es bien peculiar”, sostuvo.

El descenso de los recursos dificulta a la Administración catalana el ajuste de 1.600 millones de 2014

Los Presupuestos del Estado también ponen contra las cuerdas al consejero de Economía, Andreu Mas-Colell. A falta de un examen a fondo del proyecto, en la consejería consideran que las cuentas son decepcionantes. Desde que asumiera las riendas de la hacienda catalana, Mas-Colell ha tenido que recortar 7.000 millones de euros. Es decir, en tres años ha aplicado una dosis de austeridad a la Administración catalana consistente en un recorte de gasto del 26,1%.

Si cumple con el objetivo de déficit de 2013, del 1,58% del PIB, Mas-Colell aún deberá realizar ajustes de otros 1.600 millones en 2014. Y estos ajustes, según él, ya solo pueden ejecutarse mediante la vía de los ingresos, entre otras cosas porque su socio, ERC, no está por la labor de recortar. Por ello, además de introducir tasas por 500 millones, Mas-Colell expresó su intención de incluir en los Presupuestos las deudas por las infraestructuras no ejecutadas y la compensación por el tributo a los depósitos bancarios.

Los Presupuestos, sin embargo, no recogen las deudas pendientes por las obras no ejecutadas entre 2008 y 2011, que la Generalitat estima que ascienden a 1.689 millones. Pero además, los ingresos del fondo de Suficiencia Global descienden el 21,1%. Ese dato confirma a los técnicos de la consejería el anuncio que llegó de Hacienda en julio: el sistema les proporcionará 500 millones menos que en 2013, y en el peor de los casos el recorte puede llegar a 1.000 millones. Ante esa situación, Mas-Colell puede rebañar en los gastos, buscar más ingresos o bien incluir esas partidas en los Presupuestos a riesgo de que nunca lleguen. Un ejercicio, este último, que en 2011 se negó a realizar y que supondría un nuevo pulso al Gobierno central.

Otegi participará por escrito en la comisión del derecho a decidir

El Parlamento catalán aprobó este martes que acudan a la comisión de estudio sobre el “derecho a decidir” 15 comparecientes, entre ellos varios expertos internacionales sobre los procesos soberanistas de Quebec y Escocia. Los partidos que forman parte de la comisión, CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y CUP, pactaron estas citaciones por unanimidad y renunciaron a otros nombres en aras del consenso. Los candidatos que han quedado fuera podrán aportar sus consideraciones por escrito y serán incorporadas a los trabajos de la comisión. Es el caso de Arnaldo Otegi.

El diputado de la CUP Quim Arrufat explicó que su formación había pedido la comparecencia del líder de la izquierda abertzale, actualmente prisión. Pero no hubo consenso. Tras quedar fuera de la lista, a Otegi le pedirán que aporte su visión por escrito.

Todos los grupos tuvieron que renunciar a algunos de los nombres que habían propuesto inicialmente para favorecer el consenso y aprobar una lista no demasiado extensa, dado que la comisión incorpora desde la semana pasada un nuevo mandato del pleno para trasladar al Congreso de los Diputados la petición de consulta en diciembre, antes de que finalice el año.

Los 15 comparecientes pactados son: Daniel Turp (exdiputado quebequés), Adam Price (exdiputado galés), Jonathan Powell (artífice de los Acuerdos de Viernes Santo en Irlanda), Eduard Kukan (diplomático eslovaco), Joze Mencinger (impulsor referendo de Eslovenia) y los juristas o profesores de derecho José Pedro Pérez-Llorca, August Gil Matamala, Javier Pérez Royo, Mario Zubiaga, Xavier Arbós, Eduard Roig, Francisco Rubio Llorente, José Antonio González, Francesc de Carreras y Mercè Barceló.

Más información