Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CRÓNICA DE BALEARES

El nivel de la ‘marea verde’ balear

Secuencia en seis escenas en directo de las protestas contra el decreto de trilingüismo

La ‘marea verde’ en una de las protestas de esta semana en Palma. Ampliar foto
La ‘marea verde’ en una de las protestas de esta semana en Palma.

Baleares se prepara para vivir una gran manifestación contra el decreto que quier imponer el trilingüismo castellano-catalán-inglés en el sistema educativo. La base del malestar es que al introducir un tercer idioma, el extranjero, se reducirán las horas de clase en los otros dos (sobre todo, en catalán). Los profesores de Baleares llevan ya dos semanas de huelga indefinida contra la medida, que la última concesión del Gobierno (retrasar la entrada del inglés en Secundaria) no ha apaciguado.

Ante la que se prevé como una gran protesta, a continuación hay seis ejemplos de cómo se ha ido gestando y manifestando el malestar.

1.- En las Conversaciones de Formentor, el viernes 20 de septiembre, dos lectoras (Carme V. y Maite S.), se negaron a escuchar el discurso de Joana Maria Camps, consejera de Educación de Baleares, que llegó 45 minutos tarde. Sí se aplaudió al alcalde de Pollença, Tomeu Cifre, también del PP, en su alegato a favor de la lengua catalana. Cuando se dio la voz a Camps, se expresó el descontento con un desplante testimonial al Gobierno balear: minidesfile de los asistentes, ruido de sillas de plástico en el empedrado. Es una insubordinación personal tranquila, no violenta, casi ghandista. Una derivada del rechazo a la aplicación acelerada del trilingüismo, que merma el uso del catalán. La causa común de los docentes en huelga con las familias afectadas.

2.- En el cierre del encuentro de Formentor, el domingo 22, al ir a intervenir Guillermo Estarellas, el secretario balear de Educación, que ejecuta el modelo educativo de marras, se vaciaron dos tercios de los asientos. La sala estaba colmada y, de repente, el auditorio se largó. La mayoría evacuó la sala sin barullo. Sorpresa. Escritores, profesores, transeúntes se sumaron por incomodidad y simpatía con el motivo de la protesta. El verde de las protestas contra la reforma educativa del ministro Wert resucita con un significado cambiado. 

3.- El cuarto día de la huelga de docentes, el jueves 19, había prendido la moda del gesto de dar la espalda. Fue lo que hicieron, pese a sus galas, los profesores y doctores en la apertura del curso de Universidad de las Islas Baleares (UIB), que fueron descorteses adrede con Miguel J Deyá, director de Universidades. Deyá, autoridad de cuarto grado en la pirámide autonómica, acudió a sustituir al orador y presidente anunciado, José Ramón Bauzá, que escabulló el envite. Con birrete y sedas, la academia se levantó, salió al campus y saludó a los 4.000 manifestantes vociferantes y divertidos.

4.- Bauzá tragó su dosis de rechazo ante Àngels Barceló, en el programa Hora25 de la Cadena SER. La mitad de los dos centenares de docentes, alumnos y padres de la marea, público del programa, le dio la espalda. El lunes 23, de noche, en un patio de la escuela Mata de Jonc de Palma, templo y ejemplo pedagógico del éxito del modelo de la inmersión lingüística [en catalán, modelos similar al de Cataluña] de cuyas cadenas Bauzá se jacta de haber liberado a Baleares, los díscolos se levantaron y no se marcharon, quedaron de pie casi media hora, cara a la noche, con a la autoridad, a dos palmos.

5.- Allí el líder del PP recibió una crítica de eco global: “Apoyo totalmente la huelga de profesores”, afirmó Toni Nadal, tío y entrenador del tenista Rafa Nadal. Casado con una profesora de inglés, exestudiante de Historia y Derecho, Toni Nadal defendió la enseñanza en catalán para sus tres hijos, en su tierra. Ahí está el meollo, la piel familiar, antigua, que afirman que hiere el Gobierno.  Así se desborda en emotividad. El entrenador lamentó el “fanatismo” de personas que atacan la propia lengua y reclamó: “Presidente dialogue, dialogue por favor”. El presidente tiene una camiseta verde, se la dio la directora de Mata de Jonc, Teresa Llompart. [La reina Sofía la recibió en la Zarzuela de un profesor de Ibiza, Oscar Prats].

6.- En Mata de Jonc, milagro de los setenta, impulsado por padres de clase media alta, estudiaron los hijos del escritor Isidor Marí, del exalcalde de Palma, Ramon Aguiló y Àngels Obrador, los del desaparecido periodista Sebastià Verd, del fotógrafo Vicenç Matas y Conxa Vidal, de la empresaria Tita Rotger y el psicólogo Guillem Mudoy, del médico Carlos Almoina, del crítico Damià Ferrà Ponç.“De bebés no estábamos escolarizados, la escuela no ‘existía’, no se podía enseñar en catalán durante la dictadura de Franco”, recordó Miquel, que fue bebé en esa guardería, ingeniero trilingüe, padre de tres hijos. Es gestionada en segunda y tercera generación, en cooperativa. En su apoyo actuaron Biel Mesquida, Manel Camp y Toni Albà.

Tras el Hora25, el martes 24 en Palma, en la masa verde cerca del Parlament, una pionera de Mata de Jonc, la abuela y maestra Conxa Vidal se manifestaba con su hijo veterinario Eugeni Matas y su esposa Maria José y sus nietos. “No éramos solo progres”, advirtió la mujer.

Y un colofón. El remate, el jueves 26, fue el teatro Mar y Tierra, de Palma. El actor Toni Gomila, al acabar con sus tipos y escenas atávico-rutinarias, con el festival de palabras del gran teatro de Acorar, quedó desnudo cual bestia demoníaca. Salió con una camiseta verde.