Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adjudicadas un 18 de julio las obras para arreglar el Valle de los Caídos

La empresa responsable de la restauración de la basílica recibirá 215.000 euros

El PSOE ha reclamado sin éxito que se exhume el cadáver de Franco

La coincidencia casi parece una broma de mal gusto. El Gobierno adjudicó el pasado 18 de julio —aniversario del alzamiento militar que dio comienzo a la Guerra Civil— el contrato para la restauración de la portada de la Basílica del Valle de los Caídos. El anuncio, publicado este lunes en el Boletín Oficial del Estado, da cuenta de los 214.847 euros que costará restaurar la Basílica de la Santa Cruz, donde están las esculturas de la Piedad, los Evangelistas y las Virtudes.

Hace años que distintos partidos de la oposición intentan vaciar de contenido el Valle de los Caídos, reclamando el traslado de la tumba de Franco y la conversión del gran mausoleo en un monumento a la memoria de todas las víctimas de la Guerra Civil. El PSOE preguntó precisamente por esta obra cuando salió a licitación el pasado mayo. “¿Considera el Gobierno que es más importante reparar la escultura La Piedad que dignificar los osarios de los 33.847 muertos allí depositados?”, inquirió el diputado Ramón Jáuregui dentro de una batería de preguntas al Congreso sobre la obra y sobre el gasto previsto, de 286.845 euros.

La adjudicataria es una empresa ubicada en Burgos que ha rebajado más de 70.000 euros el presupuesto inicial. Construcciones Javier Herrán se ha quedado con el contrato por ser la “oferta más ventajosa”, según consta en el anuncio de Patrimonio Nacional. Cuando salió a concurso la adjudicación, el diputado Jáuregui también cuestionó al Gobierno si consideraba “digno mantener los restos en las condiciones en que están” y criticaba la apertura al turismo del Valle de los Caídos “siendo lo que es y representando todavía lo que representa”.

El anterior Ejecutivo del PSOE, ya en funciones, planteó en noviembre de 2011 la posibilidad de exhumar el cadáver del dictador, quitarle al Valle de los Caídos el significado de ser el monumento de Franco a sí mismo y aliviar a los descendientes de los republicanos fusilados y enterrados allí sin su consentimiento.El Ejecutivo saliente pidió al presidente Rajoy que no dejara la propuesta “en un cajón”, pero ni su propuesta ni otras similares han tenido eco en el Gobierno. El Partido Popular rechazó hace tres meses declarar el 18 de julio día de condena a la dictadura, una iniciativa auspiciada por casi toda la oposición, con la abstención de UPyD.

El Gobierno volvió a rechazar a principios de agosto reinventar el significado del mausoleo porque un cambio reabriría “heridas innecesarias”, según la respuesta que ofreció a Jáuregui. El gasto en las obras, por el que también preguntaba el diputado socialista, fue justificado como una medida “para asegurar el estado de las instalaciones, así como su mantenimiento preventivo para evitar el deterioro del conjunto y posibles riesgos para las personas”.

Sobre la cuestión que planteó el PSOE a propósito de reparar la escultura en lugar de dignificar los cadáveres allí enterrados, el Ejecutivo señaló que las obras previstas, y adjudicadas desde el pasado 18 de julio, pretenden “canalizar las aguas de lluvia para evitar un mayor deterioro” porque el agua es “la causa fundamental del mal estado de los osarios”.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram