Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Liceo acogerá actos privados durante la aplicación del ERE temporal

La decisión comporta desafectar a 47 de los 363 trabajadores de la plantilla

Protesta de los trabajadores en febrero del año pasado. Ampliar foto
Protesta de los trabajadores en febrero del año pasado.

El Gran Teatro del Liceo no permanecerá completamente inactivo durante el periodo de aplicación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal que afectará a la totalidad de su plantilla del 1 al 24 de septiembre. De hecho, el coliseo lírico abrirá sus puertas al público el próximo 19 de septiembre para la celebración de un acto conmemorativo del 30º aniversario de la Fundación Josep Carreras contra la Leucemia y acogerá, además, otros dos actos de carácter privado. Todo ello obligará a someter a un proceso de desafectación del ERE a 47 de los 363 trabajadores que integran la plantilla del teatro.

El director de mercadotecnia, comunicación y mecenazgo del Liceo, Martí Torres, ha asegurado a este diario que había prevalecido “una mezcla de dos criterios” en la decisión de abrir el teatro de forma puntual durante un periodo en que la plantilla se ve afectada por la aplicación del expediente temporal. “Por un lado, está el tema estrictamente económico: abrir para estos actos genera unos ingresos por el alquiler de la sala, un factor a tener en cuenta en estos tiempos de crisis; por otro lado está la voluntad de cumplir con una serie de compromisos adquiridos previamente por la institución”, afirma Torres.

Para atender las necesidades logísticas que implica la apertura de la sala principal y otros espacios del coliseo lírico barcelonés se desafectará a 47 de los 363 trabajadores de la plantilla del teatro, la mayoría del departamento de explotación y personal técnico de escenario, imprescindible para la celebración de los actos previstos. “Aunque había diversas opiniones a favor y en contra de la medida, los trabajadores hemos aceptado para que el teatro pueda aumentar sus ingresos y cumplir con sus compromisos ya firmados”, comenta Manuel Martínez, presidente del Comité de Empresa del Liceo.

Abrir genera unos ingresos por el alquiler de la sala y, además, está la voluntad de cumplir con una serie de compromisos adquiridos previamente"

Martí Torres, director de mercadotecnia del Liceo

“En su mayoría, se trata de personal que trabaja en el escenario por lo que el proceso de desregularización se reduce a la jornada en la que ha sido alquilado el teatro; inmediatamente después, vuelven a verse afectados por el ERE temporal como el resto de la plantilla”, aclara Martínez, “aunque ello comportará después algún ajuste en su calendario laboral cuando el descenso de la explotación del teatro lo permita”.

Torres subraya la importancia que tiene para la imagen del teatro el cumplimiento de sus compromisos de alquiler de la sala firmados con anterioridad al anuncio del ERE. “Hay entidades, como es el caso de la Fundació Josep Carreras contra la Leucemia, que han programado con mucha antelación un acto de especial trascendencia en un escenario como el Liceo y no mantener la fecha les supondría un grave trastorno”, comenta.

El Liceo aplica un ERE temporal en dos periodos: el primero finalizará el 24 de septiembre, y el segundo se aplicará en julio de 2014. La próxima temporada no comenzará hasta el 30 de septiembre y lo hará con cuatro conciertos líricos en conmemoración del bicentenario del nacimiento de Verdi, una opción que no exige una preparación tan larga y compleja como una ópera.