Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liliana Godia, dispuesta a pagar por fraude fiscal

La inversora, imputada por eludir el pago del IRPF y el impuesto sobre el patrimonio, busca un acuerdo con la fiscalía

Liliana Godia, acusada de fraude fiscal.
Liliana Godia, acusada de fraude fiscal.

Liliana Godia quiere seguir los pasos de Leo Messi. Igual que el jugador argentino, la inversora y empresaria catalana se ha mostrado dispuesta a devolver el dinero que, presuntamente, defraudó a Hacienda. El abogado de la heredera, el penalista José Ángel González Franco, se reunió ayer con el fiscal para plantearle los términos en los que Godia estaría dispuesta a asumir su responsabilidad. El ministerio público deberá estudiar ahora la propuesta, que pasa necesariamente por devolver las cantidades defraudadas, pagar una multa millonaria y reconocer los hechos, aunque sea parcialmente.

Godia declarará el próximo 23 de julio como imputada por su presunta responsabilidad en diversos delitos de fraude fiscal junto a su marido, Manuel Torreblanca. Las negociaciones para llegar a un acuerdo se prevén difíciles. No tanto por el elevado importe defraudado (5,7 millones) sino, sobre todo, por la complejidad de los delitos investigados y su reiteración. Si Godia paga y las negociaciones llegan a buen puerto, podría beneficiarse de las atenuantes previstas por la ley y ver mermada su responsabilidad penal, lo que evitaría su ingreso en prisión.

En su querella, la fiscalía acusa a la mecenas del arte de “burlar sistemáticamente” el pago del IRPF y del impuesto sobre el patrimonio entre 2007 y 2011. Godia y su marido hicieron pasar, supuestamente, gastos “estrictamente personales y familiares” como gastos de empresa a través de una serie de sociedades. De ese modo lograron eludir el pago de importantes sumas en concepto de IRPF.

Si Godia paga y las negociaciones llegan a buen puerto, podría beneficiarse de atenuantes

Los gastos ascienden a 1,5 millones anuales por conceptos muy diversos: mantenimiento y servicios de la casa, chófer personal, vuelos privados, alquiler de embarcaciones —incluido un yate con tripulación en Mallorca y un amarre en Ibiza—, estancias en hoteles, compra de joyas, servicios de entrenador personal, equipos de gimnasia, alfombra, clubes privados o floristería.

La presidenta de la Fundación Francisco Godia —creada por Liliana en homenaje a su padre, industrial, coleccionista y piloto de Fórmula 1— ocultó al fisco su participación en la sociedad Godia BCN SL, los saldos de sus cuentas en Suiza y multitud de obras de arte que posee en sus diversas viviendas. Las obras están valoradas, según el escrito, en 6,8 millones.

Más información