Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 63% de los becados de la Politécnica dejará la carrera si pierde la ayuda

Lo revela una encuesta en la que han participado más de 3.400 estudiantes

La delegación de alumnos inaugura con 2.000 euros un fondo de ayudas

Estudiantes en el campus de la Universidad Politécnica de Valencia.
Estudiantes en el campus de la Universidad Politécnica de Valencia.

Dos tercios del alumnado becado de la Universidad Politécnica de Valencia abandonará sus estudios si no obtiene beca el próximo curso. Una encuesta en la que han participado más de 3.400 alumnos de la Politécnica revela que el 65% de los becados este año abandonaría sus estudios si su situación económica empeora y no recibieran beca en el próximo curso. Hay que tener en cuenta que el 58% considera que su situación económica familiar va a empeorar en el próximo curso académico.

Sin embargo, en caso de recibir la beca y ante la misma situación económica, el porcentaje de intención de abandonos se reduce a un 1% del total de encuestados. 

Según los datos recogidos, un tercio de los estudiantes encuestados (33,27%) recibe algún tipo de beca en la actualidad. Para el 43,5% de estos estudiantes becados la cobertura económica de la beca es inferior al 75% de los gastos.

Asimismo, la mitad de los becados actualmente tiene a su padre o madre en situación de desempleo sin recibir prestación económica.

En la encuesta han participado estudiantes matriculados en las escuelas politécnicas superiores de Alcoi y Gandia, las escuelas técnica superiores de Caminos, Canales y Puertos,de Informática, de Ingenieros Industriales, y de Ingenieros de Transporte; así como la Escuela de Bellas Artes. El total de alumnos de estos centros es de 17.000.

Aunque esta es la primera encuesta de estas características que se realiza en la Politécnica, las dificultades socioeconómicas del alumnado ya eran conocidas por el equipo rectoral que ganó las elecciones en mayo, hasta el punto de que el primer apartado del programa electoral del candidato a rector, Francisco Mora, era la creación de un fondo de ayuda para alumnos con dificultades económicas sobrevenidas. La dotación definitiva de este fondo dependerá de los datos que arroje el proceso de concesión de becas, dado que hasta ahora solo se conocen las otorgadas por el Ministerio de Educación, pero no las de la Consejería de Cultura ni las de las propias universidades, ya que su petición y resolución van en cascada.

La Delegación de Alumnos, por su parte, ha creado un fondo solidario en el que la comunidad universitaria pueda colaborar con una pequeña aportación económica destinada a ayudar "a los estudiantes de esta institución académica que lo precisen y puedan recibirla para completar sus estudios". La donación parte con una aportación de la Delegación de Alumnos de 2.000 euros recaudados de determinadas actividades y, según ha señalado su responsable Inma Serrano, “esperamos que sea una pequeña hucha donde todos podamos aportar algo”.

El Consejo de Gobierno de la universidad también adoptó el jueves la decisión de rebajar el coste de las tasas vigentes por utilización de las instalaciones deportivas del campus.