Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El euskera avanza en la administración pública

Seis de cada diez empleados se desenvuelven en la lengua vasca aunque sigue descompensado su uso frente al castellano

La consejera de Educación y Política Lingüística, Cristina Uriarte, ha presentado los datos del uso del euskera en la administración pública.
La consejera de Educación y Política Lingüística, Cristina Uriarte, ha presentado los datos del uso del euskera en la administración pública.

Dirigirse en euskera al total de los funcionarios de la administración pública sigue siendo imposible a pesar del avance de los últimos años. Así lo constatan los últimos datos aportados por la consejera de Educación, Cristina Uriarte y el viceconsejero de Política Lingüística, Patxi Baztarrika, quienes han explicado que se siguen registrando "graves carencias" en el uso de la lengua de Etxepare. El informe en el que basan su opinión, parte de un estudio realizado entre 2008 y 2012 y se refiere a los ámbitos de la administración pública como la Ertzaintza, Osakidetza, el profesorado o los representantes en las instituciones.

A pesar de que la situación ha mejorado mucho en los últimos años y los empleados son "más bilingües" que hace dos décadas, aún se detecta que la relación entre el euskera y el castellano sigue estando "descompensada". Queda un largo camino por recorrer, a pesar de que el número de personas que puede desempeñar su trabajo en vasco ha aumentado hasta 22 puntos respecto al año 1995. O que, en el 58,6 % de los trabajadores de la red pública puede, más de 21.000 personas, pueden desenvolverse en la lengua vasca. De todos ellos, el 82,5 % tienen acreditado el perfil lingüístico.

El avance es "estimable" según el viceconsejero, ya que en los últimos años no llegaba ni a la mitad el número de funcionarios que podían expresarse en euskera. Además, el informe refleja que cada vez son más los ciudadanos que interactúan en euskera, sobre todo de forma hablada -cerca de la mitad--, ya que todavía es tan solo un tercio de la población quien rellena la documentación en euskera.

De cara al futuro, y con los datos en la mano, los actuales responsables de Política Lingüística esperan que se pueda conseguir "un mayor uso del euskera como lengua en el ámbito laboral y seguir superando las carencias existentes en su uso en el ámbito de los servicios".