Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC lleva a Trias ante la justicia por la deuda de Spanair

El PSC cree que el acuerdo con la Generalitat es “lesivo para los intereses de la ciudadanía y del Ayuntamiento”

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Barcelona anunció ayer que denunciará ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña el acuerdo mediante el cual el equipo del alcalde Xavier Trias (CiU) y la Generalitat dieron por saldada la deuda de 25 millones de euros por el préstamo para la financiación de la fallida aerolínea Spanair. El Consistorio aceptó como pago obras que ya habían sido finalizadas o estaban comprometidas en los Presupuestos de la Generalitat. El PSC cree que el acuerdo es “lesivo para los intereses de la ciudadanía y del Ayuntamiento”. El Gobierno municipal declinó a comentar la decisión.

El líder socialista Jordi Martí argumentó que la fórmula de devolución de la deuda que acordaron las partes modifica el contenido del convenio inicial del préstamo, firmado el 30 de noviembre de 2011 y al que el PSC dio su apoyo en el pleno. Un año después, el primer teniente de alcalde, Joaquim Forn, el gerente municipal Constatí Serrallonga y el gerente adjunto Ramón Massaguer firmaron el recibido de las obras entregadas como pago, entre las que están las residencias sociales de Mas Sauró y Vía Favencia, que permanecen cerradas. En su día, el Consistorio aseguró que si no se hubiera alcanzado ese acuerdo esas obras no se habrían terminado.

Un toque de atención

La operación de devolución de la deuda fue calificada de fraude por todos los grupos de la oposición. El mismo PSC promovió una proposición en la que abogaba por dejar sin efecto el pacto y que fue apoyada por el resto de los grupos, menos CiU. Martí afirmó que no es amigo de “judicializar la política” pero que se ha visto obligado a actuar ante el “caso omiso” que Trias ha hecho del acuerdo de plenario. “Esperamos que el Gobierno se dé cuenta de que es indispensable cambiar. Una cosa es gobernar en minoría y otra en contra de la mayoría”, explicó Martí. La crítica de fondo de los socialistas es hacia la manera como se gestiona la deuda que la Generalitat tiene con la ciudad, que según el Consistorio asciende a 225 millones de euros.

Los socialistas también consideran que Trias vulnera su compromiso electoral de acatar el resultado de las votaciones en plenos y comisiones. El mismo motivo por el que en el anterior mandato CiU llevó a los tribunales al ex alcalde Jordi Hereu. La justicia, entonces, le dio la razón al socialista.