Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los gobiernos de Cabana y Coristanco defenderán la mina de oro en Bruselas

Políticos locales del PP viajarán la semana que viene con directivos de la empresa canadiense Edgewater después de que la polémica llegase a la Comisión Europea

El alcalde de Cabana de Bergantiños, Antonio Pensado, y concejales del gobierno de Coristanco formarán, los próximos días 28 y 29, parte del “team” que anuncia en Bélgica estos días Euromines, el poderoso colectivo que representa en la UE a compañías de todo el planeta. Un equipo compuesto por estos políticos locales del PP, directivos de la compañía canadiense Edgewater Exploration, y un par de profesores universitarios, que darán barniz científico a la comitiva, viajarán a Bruselas para defender la mina de Corcoesto, uno de los proyectos empresariales que han despertado más polémica en la historia de Galicia. Los ecos de la contestación vecinal, de grupos ecologistas, de sindicatos y de todos los partidos de la oposición han llegado hasta el Parlamento Europeo y varios eurodiputados han presentado iniciativas diversas ante la Comisión.

En consecuencia, la empresa Edgewater ha buscado la manera de contactar con diferentes representantes políticos en Europa para exponer y defender sus planes de extracción de oro en la comarca de Bergantiños. La firma de Vancouver está intentando cerrar reuniones de la mano de Euromines, la asociación europea de compañías mineras de la que forma parte. Según la presentación que está realizando previamente en el ámbito del Europarlamento un directivo medioambiental de esta influyente sociedad empresarial europea, en los contactos con políticos se destacarán aspectos como la creación de puestos de trabajo (271 directos, según las cifras que dan Edgewater y la Xunta), el “desarrollo local”, la “sostenibilidad” de la mina y el valor que ha cobrado el lingote de oro en los últimos tiempos.

Edgewater, los políticos locales y los profesores universitarios que se esperan en Bruselas para la semana que viene tendrán, presumiblemente, que afrontar las difíciles cuestiones que les podrían plantear tres eurodiputados de diferentes formaciones que se han estudiado a fondo el caso de la mina que tramita la Xunta para Corcoesto y que afectará, en principio, a tres municipios: Cabana, Coristanco y Ponteceso.

Después de que el socialista Antolín Sánchez Presedo alertase de que el proyecto de Edgewater, la Declaración de Impacto Ambiental aprobada por la Xunta y el plan de restauración previsto por la empresa no cumplían el reglamento comunitario, ayer, según la agencia EFE, la Comisión Europea requirió información al Gobierno español sobre este filón. Pocos días antes, los también europarlamentarios Ana Miranda (BNG- Los Verdes) y Francisco Sosa Wagner (UPyD) denunciaron la falta de rigor en la Declaración de Impacto aprobada por la Xunta, la ausencia de avales medioambientales y los riesgos sanitarios, ecológicos y económicos.

Estos parlamentarios reclamaron a la Comisión que evalúe si el proyecto aurífero de Corcoesto, junto al río Anllóns y su estuario protegido, es compatible con la Directiva Hábitats y con toda la legislación referida a la protección de la salud y los ecosistemas.

Más información