Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los contratistas se siente discriminados por la poca inversión pública del Estado

La mitad de los nuevos parados proceden del sector de la construcción, denuncia Fecoval

La falta de inversión en obra pública tiene efectos demoledores sobre el empleo. La Federación de Contratistas de obra pública, Fecoval, denuncia la discriminación que padece la Comunidad Valenciana respecto de otras comunidades autónomas como Galicia o Castilla y León en lo que a inversión pública se refiere, y pide al Consell una posición más firme frente a Madrid para acabar con la discriminación de los valencianos en los presupuestos generales del Estado. 

"La destrucción del empleo en nuestra comunidad es la falta de inversión en obra pública, donde la Comunidad Valenciana siempre ha ocupado los últimos puestos en el ránking de inversión estatal, situación que se ha visto incrementada con los recortes de estos últimos años", se queja Fecoval.

A la falta de inversión estatal se suma la caída de la inversión autonómica y de otras administraciones como las provinciales o la local. En toda España la población parada se ha incrementado en los últimos seis años 3.931.900, de los que 226.200 es el incremento producido en el sector de la construcción. Si se trasladan estos datos al territorio valenciano, en el mismo periodo se han registrado 493.100 desempleados más, siendo 23.600 el incremento en la construcción.

En población ocupada, las cifras no son mejores. De 2006 a 2012 descendió en nuestro país a 2.465.200, de los que 1.395.300 se produjeron en nuestro sector, lo que significa que el 57% de las ocupaciones perdidas en el territorio español son de la construcción, siendo en la Comunidad Valenciana el 50% del total de las pérdidas, con 347.500 puestos de trabajo menos, de los que 174.100 pertenecen a nuestro ámbito.

José Luis Santa Isabel, presidente de Fecoval ha reclamado a las Administraciones autonómica y local va lencianas su apoyo firme y continuado para situar a la Comunidad Valenciana en el lugar que le corresponde, porque “sólo con financiación e inversión se puede generar empleo, y en el caso de nuestro sector este hecho aún resulta más relevante ya que la obra pública genera 117.000 puestos de trabajo por cada 1% del PIB invertido, 180.000 si se incluyen los indirectos.

Además, este sector genera un retorno fiscal del 62% en porcentajes de PIB, el mayor de cualquier actividad económica”.

Fecoval reclama un plan inversor para España y la Comunidad Valenciana, y un sistema de licitación que no favorezca exclusivamente a las grandes empresas nacionales, sino que permita a las empresas valencianas acceder las obras que se planifiquen en nuestro territorio.

También reclama y apoya al Consell una postura firme ante el Gobierno de Madrid para acabar con la discriminación continuada de la Comunidad Valenciana en los presupuestos.