Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat acusa a Extremadura de pagar la cooperación con su dinero

El Gobierno catalán reconoce una deuda de 14 millones de euros con las ONG

En plena polémica entre Cataluña y Extremadura a cuenta de la flexibilización del déficit autonómico (el Gobierno catalán pide poder endeudarse más, y el extremeño lo rechaza), el director de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo de la Generalitat, Carles Llorens ha avivado el fuego. "Extremadura es solidaria con nuestros recursos", dijo ayer en el Parlament. Llorens, fuertemente cuestionado por las ONG catalanas, que piden su dimisión, intentaba salir al paso de las críticas recibidas. Llorens lamentó que Cataluña "solo pueda tener nueve millones para cooperación y Extremadura pueda gastar hasta 17", y reprochó al presidente extremeño, José Antonio Monago, su negativa a una posible flexibilización del déficit catalán.

Llorens agregó que el modelo de redistribución afecta a Cataluña y provoca que "otras comunidades tengan un presupuesto diez veces mayor" en solidaridad. Para cerrar su argumento, Llorens aseveró que con una Cataluña independiente "la Generalitat no tendría ninguna deuda con las entidades de cooperación".

Las palabras de Llorens no tardaron en ser respondidas por el Gobierno extremeño. El consejero de Administración Pública de Extremadura, Pedro Tomás Nevado-Batalla, apuntó que la región dispone de más dinero porque se administra mejor. "Extremadura cuenta con más recursos para Cooperación y Desarrollo que Cataluña porque ha estabilizado sus cuentas y no gasta más de lo que ingresa", resaltó. Según Nevado-Batalla, si la Generalitat ha tenido que reducir sus aportaciones a la cooperación es "por sus aspiraciones" políticas. "El independentismo es el único responsable de los recortes en Cataluña", sentenció

14 millones de deuda

Con sus polémicas declaraciones, Llorens intentaba justificar la creciente deuda que la Generalitat tiene con las ONG catalanas: 14 millones de euros, 7 de ellos que se arrastran desde 2011. El director de la Agencia aseguró que estas deudas son fruto del sistema de financiación autonómico y de la herencia recibida por el tripartito. Con estos argumentos, se negó a atender la petición de dimisión que le extendieron los grupos de la oposición. “No pienso dimitir. Ya me marcharé cuando toque.

 

//ccaa.elpais.com/ccaa/2013/04/25/catalunya/1366923226_369456.html