Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat avisa a las farmacias catalanas que este mes no cobrarán

El Cat Salut, que ya adeuda un total de 300 millones, no concreta cuándo podrá hacer efectivo el pago

Imagen de una farmacia de Barcelona. Ampliar foto
Imagen de una farmacia de Barcelona.

El Cat Salut ha comunicado al Colegio de Farmacéuticos de Cataluña que este mes no podrá abonar la factura farmacéutica y no ha concretado cuándo podrá hacer efectivo el pago, según han confirmado a Efe fuentes del colegio profesional de farmacéuticos.

Los farmacéuticos esperaban cobrar este mes los 94,7 millones correspondientes a los medicamentos dispensados en noviembre. Pero no será así. Se trata de la tercera vez desde octubre de 2011 que la Generalitat no satisface la factura mensual, lo que ha causado que en vez de cobrar a 55 días vista, las farmacias tenían que esperar 105 días para cobrar, y que este plazo aumente de nuevo, ya que se desconoce cuando la Generalitat podrá abonar la factura.

El Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Cataluña ha convocado una reunión de urgencia y ha anunciado que hará públicas el próximo jueves las medidas que adoptará ante el nuevo impago de la Generalitat.

El departamento de Salud de la Generalitat, que ha confirmado a Efe que no podrán pagar este mes por problemas de tesorería, pero que intentarán hacerlo "lo antes posible", ya que adeuda a las farmacias catalanas 300 millones de euros, puesto que a los 94,7 millones de noviembre se han de sumar los 99,4 del mes de diciembre y los 108,6 de los medicamentos dispensados en enero.

Los atrasos en el pago de la factura farmacéutica ya ha provocado que un total de 14 farmacias catalanas hayan tenido que cerrar, según el colegio profesional

Fuentes del Colegio de Farmacéuticos han lamentado que el departamento de Salud no se haya comprometido a una fecha para el pago del nuevo atraso y han mostrado su inquietud por "la incertidumbre a la que estamos abocado". Los atrasos en el pago de la factura farmacéutica ya ha provocado que un total de 14 farmacias catalanas hayan tenido que cerrar o presentar concurso de acreedores, según el colegio profesional, que no entiende que tengan que ser los farmacéuticos los que financien a la Generalitat adelantando el dinero para poder seguir dispensando los medicamentos que recetan los médicos de la sanidad pública.

"Lo peor es la indefinición", ha explicado una portavoz del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona, que está preparando un congreso internacional de farmacia que se celebrará la próxima semana en la capital catalana y que estaba previsto que inaugurase el conseller de Salud, Boi Ruíz.

El Colegio de Farmacéuticos ha enviado hoy una circular a todos sus colegiados informándoles del aviso del Cat Salut de la "imposibilidad de hacer frente a la factura de farmacia en lo que resta de mes". El pasado 25 de octubre, las farmacias catalanas protagonizaron el primer cierre patronal de la historia en protesta por los impagos de la Generalitat.